miércoles, 26 de agosto de 2009

La píldora contra la esclerosis múltiple


Me dan asco estas dos farmacéuticas reduciendo a los pacientes a un número estadístico y evaluando cuál será la ganancia que obtendrán a costa de nuestro sufrimiento, nuestra esperanza y nuestra desesperación, y me alegro de no haber tomado ninguna medicación, salvo la Naltrexona que es una droga de bajo costo.

La píldora contra la esclerosis, batalla entre Merck y Novartis

Están en juego 1.300 millones de dólares. Esa es la previsión de lo que podría generar este medicamento.
N. Kresge
Merck y Novartis están apresurándose a comercializar la primera píldora para la esclerosis múltiple, mercado que podría generar ventas por 1.300 millones de dólares al año.
Las dos farmacéuticas planean pedir a los reguladores este año aprobar tabletas para combatir la enfermedad incurable. Datos de las pruebas iniciales mostraron que los pacientes que tomaban las medicinas tenían menos episodios de la enfermedad que los que recibían placebo o los tratamientos existentes.
Una píldora podría significar dejar atrás dolorosas inyecciones o infusiones que pueden costar hasta 28.000 dólares al año para controlar la esclerosis múltiple, que resta movilidad a las personas enfermas y produce dolores crónicos y depresión. Merck, alemana, y Novartis, suiza, van más adelantadas que Teva Pharmaceutical Industries, Biogen y Sanofi-Aventis en la búsqueda de un tratamiento oral.
La venta al público de las píldoras de Teva, Biogen y Sanofi podría demorarse hasta 2012, según Jack Scannell, analista de Sanford en Londres. Frost & Sullivan, una empresa de investigación de Nueva York, pronostica que el mercado de medicamentos para tratar las primeras etapas de la esclerosis múltiple podría duplicarse para 2013.
Merck dijo en enero que a cuatro pacientes se les diagnosticó cáncer durante la última etapa de las pruebas de su medicina, conocida como cladribine. Una junta independiente de monitoreo no consideró que los casos constituyeran un problema de seguridad, porque fueron muy pocos para tener relevancia estadística, dijo Phyllis Carter, portavoz de Merck.
Fuera de etiqueta
Concebido como un medicamento para la esclerosis múltiple y la leucemia, cladribine fue aprobado para tratar cáncer de sangre hace más de diez años, y ha sido utilizado por los médicos en su presentación inyectable para tratar la esclerosis múltiple en un uso conocido en el sector como “fuera de etiqueta”.
Novartis también ha informado de dos infecciones fatales y siete casos de cáncer de piel tratados con éxito en pacientes que tomaron su candidato, FTY720. Los resultados de las pruebas finales este año demostrarán la seguridad de las medicinas.

2 comentarios:

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

Me quedo con la parte que dice 2012, que está bein cerca

Emma dijo...

Gracias por tu coment Gonza, yo me pregunto cuánto saldrá la dichosa píldora si un tratamiento engorroso como la inyección subcutánea diaria o semanal sale 9000 euros por mes.