lunes, 28 de septiembre de 2009

La valentía de enfrentar la Esclerosis Múltiple


Hay un pensamiento que me ronda permanentemente la cabeza y quiero sacarlo fuera, compartirlo. Quizá alguien se ofenda, no es para nada mi intención.
Me pregunto qué tengo en común con los otros afectados, desde que tengo el diagnóstico recorro distintos foros de esclerosis múltiple y siempre me encuentro con el mismo tema:
“La valentía de enfrentar una enfermedad discapacitante”.
Yo no me siento así ¿dónde está la valentía? Uno hace lo que puede con lo que le toca ¿eso es valentía?
Tratar de superarse cada día ¿es valentía?
Lamentarnos de la suerte que nos tocó, resignarnos, quejarnos, ¿es valentía?
Levantarse todos los días y enfrentar la vida ¿no es lo que hace todo el mundo?
Yo convivo con esclerosis múltiple desde hace más de 15 años, recién me diagnosticaron el año pasado y la verdad que fue un alivio saber que los distintos síntomas extraños con los que hace años que convivo tenían una explicación (pérdida de agilidad, temblores, el llevarme todo por delante, pérdida y recuperación de la visión de un ojo, caerme con frecuencia). El último brote me agregó a todo eso fatiga, visión ultra borrosa y total pérdida de equilibrio. Estoy remitiendo, ya hace un más de un año que estoy así ¿he tenido paciencia, he sido muy valiente o no he tenido más remedio? ¿Dónde está la valentía de tratar de recuperar lo que he perdido?¿Valentía es no matarse?
Dedico varios minutos de mi día en ver por dónde va el impulso nervioso que hace que mueva el pie, trato de fortalecer mi rodilla que se dobla y me hace caer, sigo como puedo con mi vida y sobre todo no me quejo.¿es eso valentía?
Me tomo diariamente 3 mg de LDN porque decidí aplicarme ese tratamiento ya que me pareció el más adecuado para mí, voy a hacer yoga, masaje, acupuntura y psicoterapia una vez por semana. Camino todos los días una media hora. Mi meta es poder ir y volver de la piscina sola, cuando lo logre (que lo lograré) me pondré otra meta ¿es eso valentía?
No.
Es lo que he hecho toda la vida, ponerme una meta y trabajar para cumplirla.
Conozco afectados que nadie diría que están afectados, que luchan diariamente por superarse.
Hay que aceptar lo que nos toca y no sentirlo como algo externo a nosotros “la amiga” “la bicha” no dejar que “ella” nos domine. Todas estas son expresiones que he leído en los foros. ¿Quién les metió eso en la cabeza?
Hay que empezar por aceptarse como un todo ¿o es que si no me gustan mis orejas o mi nariz asumo que soy valiente porque enfrento cada día con ellas?
Claro, hay gente que se somete a cirugías para modificar su estética.
Tengo que considerarme afortunada, estoy contenta de ser como soy, aún con esclerosis múltiple.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

ESCLEROSIS MULTIPLE, UNA ACTITUD MENTAL


http://senderodeluz.blogspot.com/2008/01/esclerosis-mltiple-una-actitud-mental.html


ESCLEROSIS MULTIPLE, UNA ACTITUD MENTAL

Jesús Ravelo Galván . Ex-Pte Asociación Canaria Esclerosis Múltiple. 1.988

En una enfermedad como esclerosis múltiple, con toda la depresión, frustración y rabia que conlleva, nuestra actitud para con el mal, tiene un efecto vital en como vamos a experimentarla en nuestras vidas. Lo que a continuación sigue está basado en mi experiencia personal viviendo con esclerosis múltiple durante los últimos 12 años. Me ha dejado severamente impedido pero he aprendido lecciones y desarrollado actitudes que me han ayudado no sólo a aceptar la enfermedad sino también a conocer alguno de sus aspectos más positivos.

Aunque se pueden encontrar excelentes libros en el aspecto físico de esclerosis múltiple, tales como dietas y fisioterapia, me gustaría resaltar los beneficios potenciales derivados de una actitud mental.

Los seres humanos somos como balanzas; si uno de sus lados desciende, el otro se eleva para compensar. De igual manera el deterioro de las funciones físicas podría causar el despertar y fortalecimiento de habilidades y dimensiones internas previamente desconocidas. Por ejemplo, los invidentes pueden desarrollar los sentidos de oído y olfato de una forma más acusada puesto que la pérdida de visión concentra la atención en otros sentidos. Para un inválido, la falta de movilidad física podría potenciar un nuevo sentido de libertad mental. Considero el estado mental consciente como esa parte de mí que está al tanto de los sucesos y sensaciones de mi vida diaria. Si el estado mental fuese la punta de un iceberg (la parte más pequeña que podemos ver), entonces el subconsciente o inconsciente sería la parte mayor de nuestra mente que se encuentra oculta. La parte consciente de nuestra mente razona de ambas formas: deductiva e inductivamente. El subconsciente trabaja deductivamente; ej.: de causa a efecto.

Imagino el subconsciente como un jardín; si lo que se ha plantado es negativo, producirá resultados negativos. Lo mismo ocurre en la hipocondriasis donde el temor al sufrimiento puede producir problemas físicos. Si nuestra atención la concentramos en las cosas que tememos, una especie de energía interior oculta produce efectos reales. Lo que empieza siendo un estado imaginario, puede convertirse en realidad. Este mismo resultado se puede lograr en lo que se llama "efecto placebo". El poder de convicción de una persona puede llegar a tal extremo que pueda sentir mejoría en su mal aunque no se le haya aplicado ningún tipo de medicamento o droga que pueda explicar científicamente tal mejoría. Si podemos crear energías ocultas en la hipocondriasis, también podremos hacer lo mismo para mejorar nuestras vidas. Una mejoría externa se puede lograr como resultado de cambios internos.

Los estados hipnóticos están íntimamente ligados a los cambios internos los cuales son causados cuando el estado mental consciente no es molestado por influencias externas. Así pues, se recomienda un entorno relajado y placentero a fin de ayudar a centrar nuestra atención en la idea o sentimiento que intentamos implantar en nosotros. Debemos ser cuidadosos y selectivos a la hora de escoger aquello que vamos a implantar en nuestro subconsciente a través de la autosugestión. Si el hecho de pensar en cosas desapacibles tales como ansiedad o frustración producen un efecto negativo en nuestras vidas, entonces el hecho de plantar pensamientos como armonía, paz y sabiduría y estimularlos para que florezcan en nuestro campo mental, solamente puede producir efectos positivos, pues lo semejante se atrae.

Nuestra energía mental puede ser dirigida por nuestros pensamientos. El despilfarro de tal energía debería ser evitado. El aprendizaje del arte de la concentración es fundamental para cualquier tipo de trabajo mental, pero para la persona con síntomas de esclerosis múltiple, la habilidad de concentración puede variar debido a la fatiga, el stress, los cambios climáticos e incluso la hora del día. Las energías mentales incluyen: concentración (en ideas y sentimientos asociados), visualización (formando imágenes mentales) e imaginación constructiva (imágenes de un estado deseado). Estas son herramientas muy efectivas para una actitud mental. Es posible que, creando imágenes tan positivas como equilibrio, fuerza, etc., podamos estimular estas sensaciones en nuestra vida diaria.

Para aplicar estos métodos se requiere perseverancia y constancia. El Yoga es una de estas técnicas de disciplina física y mental. Nos anima a descubrir nuestro potencial oculto. El control físico puede ayudar a la disciplina mental, pero no es necesariamente la única manera de conseguirlo. Para mi, también es posible trabajar desde el centro hacia afuera. El Yoga for Health Foundation (Fundación de Yoga para la Salud) en Ickwell Bury, Bedfordshire, Inglaterra, y el Yoga Biomedical Trust (Centro de Yoga Biomédica), trabajan en este campo.

Una parte importante del proceso de la actitud mental es la meditación, lo que fundamentalmente significa fundirnos en nuestro interior a fin de alcanzar estadios más altos de conciencia perdiendo así el sentido de lo que nos rodea. Podemos así acceder a una corriente de energía y de profunda serenidad que pueden ser expresadas en nuestras vidas. La meditación no es un concepto religioso; su base principal radica en la profunda e inexplorada naturaleza del hombre.

Así pues, podemos ver la actitud mental como una forma de realizarse y de aprender a utilizar nuestras capacidades a fin de que nuestras vidas adquieran significado sin importar nuestras limitaciones físicas. El romper las cadenas de una actitud mental negativa puede darnos una nueva sensación de libertad.

La idea de que el poder mental puede influenciar fuertemente en los desordenes físicos, no es generalmente admitido. Cuando una mejoría drástica ocurre, la etiquetamos como "milagro" y lo atribuimos a un poder externo inidentificado. De la forma que yo lo veo, los límites de nuestra energía interna y capacidad mental, están aún por descubrir. Considerar la magnitud potencial de la mente como efecto más que como causa, es como decir que el viento existe porque los árboles se mueven.

Algunos métodos de disciplina mental hacen énfasis en la importancia terapéutica de revivir momentos traumáticos del pasado. Para mi, estas prácticas entrañan el riesgo de quedar atrapados en emociones desagradables. Pienso que es innecesario tratar de desechar emociones deseables a fin de que puedan ensombrecer el aspecto negativo.

Aflicción y depresión son estados de ánimo comprensibles cuando se padece esclerosis múltiple y estas sensaciones deben ser reconocidas y expresadas a fin de poder progresar a través de ellas para poder conseguir un mejor estado mental. Como Kahill Gibran escribe en "El Profeta": "Tu dolor es la rotura de la concha que encierra tu comprensión".

Durante algunos años, mis problemas de escasa movilidad, incoordinación, ausencia de equilibrio y pérdida de visión, fueron como una nube tormentosa ensombreciendo mi vida. Parecía como si esta me hubiese vuelto la espalda. Atravesé un período de rechazo y amargura. Eventualmente, estos sentimientos empezaron a perder importancia al tiempo que sentí que podría haber un lado positivo y potencialmente enriquecedor a esas limitaciones sin sentido aparente. Ahora, cuando miro atrás, entiendo lo que Gibran quiso decir: "Cuanto más penetra el dolor en tu ser, más alegría puede contener". Debido al empleo de técnicas de disciplina mental -visualización entre ellas-, concentración en el mejoramiento de mi equilibrio y de coordinación mientras me muevo, mi mente ha desarrollado un mejor estado de equilibrio interior y de coordinación. Así pues, me di cuenta de que el hecho de implantar mensajes positivos en mi mente, se traducía en un mejoramiento de mi estado mental. Si existe algo de positivo en una situación límite, es que la necesidad extrema puede manifestar en nosotros lo que normalmente vive en estado latente.

El ser humano puede lamentarse muchas veces de sus penas, pobreza o infortunio sin notar el tesoro que yace a su lado. Ese tesoro es el principio de la gran riqueza que mora en nosotros pero que, como para con todos los tesoros, se requiere antes que nada perseverancia para encontrarlo, extraerlo y pulirlo para que aflore su brillo oculto. Como el Alquimista dijo: "El hombre es metal opaco que puede transformarse en oro resplandeciente".

Para mi, la experiencia de tener esclerosis múltiple, ha sido ardua tarea, pero a menudo ha significado un fascinante trabajo de auto-descubrimiento. Las capacidades que perdí (y de las que en el pasado pensé eran numerosas), la amargura que he sentido y las depresiones que aún padezco, aparecen ahora como pequeñas sombras menguantes en comparación con los nuevos aspectos de la vida que he descubierto. La importancia de nuestros recursos internos no pueden enfatizarse lo suficiente.

Cuando visité al doctor Sandy Burnfield el pasado verano, hablamos sobre la incertidumbre de tener esclerosis múltiple y de como mi experiencia de padecerla, había cambiado gradualmente hacia un mejor estado de auto-confianza, determinación y seguridad. Su valioso estímulo de compartir lo que había descubierto, llegó en el momento adecuado y este artículo es el resultado porque, por mucho que yo haya aprendido de mis experiencias personales, éstas carecerían de valor a menos que otros se puedan beneficiar de ellas.

Sin querer parecer envanecido u orgulloso y reconociendo que la evolución es un proceso continuo, me gustaría concluir diciendo que: "Nunca pensé que estando como estoy, pudiera sentirme como me siento".

NOTA: Jesús Ravelo Galván fue el receptor del premio "James D. Wolfensohn" de 1.988 según recomendación del "Wolfensohn Award Subcommittee of the PwMSIC". El premio le fue concedido en una ceremonia celebrada en la Sala de Conferencias Internacional de Esclerosis Múltiple en Roma, Italia, el 15 de Septiembre de 1.988

 

miércoles, 16 de septiembre de 2009

La Psico-Neuro-Inmunología



La Psico-Neuro-Inmunología es la ciencia que estudia desde hace más de veinte años los efectos de la mente sobre el sistema inmunológico, y está basada en observaciones realizadas en investigaciones científicas sobre este tema.

Sostiene la hipótesis de que el sistema inmunológico puede ser controlado por la mente. No es que la mente pueda curar una enfermedad sino que puede alterar el proceso o la disposición hacia la enfermedad.

Hay una conexión psicofísica entre el cerebro y el sistema inmunológico, es decir, una conexión directa entre los dos sistemas a través de los conductos nerviosos, según lo demuestran experiencias en laboratorios de la Universidad de Rochester, USA.

Se pudo constatar, en estas investigaciones, a través del microscopio, cómo las terminaciones nerviosas se conectaban con los linfocitos, encargados de la defensa del organismo.

El stress es capaz de afectar las defensas, ya que se ha podido comprobar que los glóbulos blancos disminuyen su actividad por ejemplo, en estudiantes sometidos a examen.

Con relación a las enfermedades autoinmunes, se realizaron algunos experimentos con enfermos de lupus, tratando de comprobar la posibilidad de producir el mismo reflejo condicionado de Pavlov, con la administración de la medicación.

Si se le administraba al paciente la medicación corticoide y al mismo tiempo una solución bebible con gusto fuerte, luego de varias tomas, al suspenderle el corticoide y dándole solamente la solución bebible, el cuerpo de la paciente se comportaba como si hubiera incorporado la medicación.

Se realizaron experiencias con técnicas de relajación y visualización con mujeres con cáncer de mama y se comparó el resultado con un grupo testigo que no utilizó estas técnicas sino que solamente se reunía en sesiones grupales terapéuticas; y se pudo constatar que entre ambos grupos surgieron diferencias inmunológicas muy significativas, a favor del primer grupo.

Otras experiencias relacionadas con trastornos que ocasionan los estados de stress crónico se realizaron con matrimonio con continuas peleas y desavenencias. Las mujeres mostraron mayor stress expresado por una depresión continua del sistema inmunológico.

Se llegó a la conclusión de que la forma de percibir la realidad es igual a la forma que tiene el cuerpo de percibir la enfermedad. Es decir que existe identidad entre la forma de ver el mundo y la forma que tiene el cuerpo de enfrentar enfermedades.

La liberación del ACTH, hormona que se segrega por causa del stress, inhibe la capacidad de las células de agrandarse y elaborar anticuerpos.

También se hicieron experiencias con heridas y se comprobó que las personas sometidas a stress no cicatrizan normalmente.

Existe evidencia de que circunstancias de stress extremo aumentan la incidencia del ataque cerebral. Después del terremoto en Japón, los ataques cerebrales aumentaron un 90% en comparación con la cifra registrada el año anterior.

Sin embargo, estudios recientes en la Universidad de Cambridge constataron que no es el stress sino la forma en que lo enfrentamos lo que aumenta o disminuye el riesgo de padecer ataque cerebral. Es decir, que es la forma en que uno se adapta a ese stress la que determina el impacto que puede tener en el cerebro.

El análisis estadístico de esta investigación demostró, tanto en hombres como en mujeres, que aquellos que adoptan una actitud positiva frente a la adversidad, valorando las experiencias vitales como comprensibles y aceptables y se adaptan a ellas sin resistencias, pueden reducir el riesgo de ataque cerebral independientemente de otros factores de riesgo.

Esa capacidad de adaptación a la adversidad social o stress fue definida hace veinte años por Aaron Antonovsky como “sentido de coherencia”.

Se confirma entonces científicamente esta relación que ya se presumía desde hace siglos, gracias a la observación y el sentido común.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Plasticidad neuronal Factor de Crecimiento Nervioso






Entrevista a Rita Levi
- ¿Cómo celebrará sus 100 años?
- Ah, no sé si viviré, y además no me placen las celebraciones. ¡Lo que me interesa y me da placer es lo que hago cada día!
- ¿Y qué hace?
- Trabajo para becar a niñas africanas para que estudien y prosperen ellas y sus países. Y sigo investigando, sigo pensando...
- No se jubila.
- ¡Jamás! ¡La jubilación está destruyendo cerebros! Mucha gente se jubila, y se abandona... Y eso mata su cerebro. Y enferma.
- ¿Y cómo anda su cerebro?
- ¡Igual que a mis 20 años! No noto diferencia en ilusiones ni en capacidad. Mañana vuelo a un congreso médico...
- Pero algún límite genético habrá...
- No. Mi cerebro pronto tendrá un siglo... pero no conoce la senilidad. El cuerpo se me arruga, es inevitable, ¡pero no el cerebro!
- ¿Cómo lo hace?
- Gozamos de gran plasticidad neuronal: aunque mueran neuronas, las restantes se reorganizan para mantener las mismas funciones,¡pero para ello conviene estimularlas!
- Ayúdeme a hacerlo.
- Mantén tu cerebro ilusionado, activo, hazlo funcionar, y nunca se degenerará.
- ¿Y viviré más años?
- Vivirá mejor los años que viva, que eso es lo interesante. La clave es mantener curiosidades, empeños, tener pasiones...
- La suya fue la investigación científica...
- Sí, y sigue siéndolo.
- Descubrió cómo crecen y se renuevan las células del sistema nervioso...
- Sí, en 1942: lo llamé nerve growth factor (NGF, factor de crecimiento nervioso), y durante casi medio siglo estuvo en entredicho, ¡hasta que se reconoció su validez y en 1986 me dieron por ello el premio Nobel!
- ¿Existen diferencias entre el cerebro del hombre y el de la mujer?
- Sólo en las funciones cerebrales relacionadas con las emociones, vinculadas al sistema endócrino. Pero en cuanto a las funciones cognitivas, no hay diferencia alguna.
- ¿Por qué somos más inteligentes que hace 50.000 años, pero no somos más buenos?
- No somos más buenos por el componente límbico cerebral que sigue dominando nuestra actividad. Vivimos como en el pasado, como hace 50.000 años, dominados por las pasiones y por impulsos de bajo nivel. No estamos controlados por el componente cognitivo, sino por el componente emotivo, el agresivo en particular. Seguimos siendo animales guiados por la región límbica palocortical, sustancialmente igual en el hombre y en otros animales. Nuestras opciones de mejora moral pasan por las circunvoluciones neocorticales que afortunadamente tenemos.
- ¿Lograremos un día curar el alzheimer, el parkinson, la demencia senil...?
- Curar... Lo que lograremos será frenar, retrasar, minimizar todas esas enfermedades.
- ¿Cuál es hoy su gran sueño?
- Que un día logremos utilizar al máximo la capacidad cognitiva de nuestros cerebros.
- Si asumimos una visión catastrofista del ser humano, estamos acabados. La vida se hace inútil. Yo también me siento interiormente incapaz de ser optimista, pero hay que serlo, cueste lo que cueste. Hay que mantener la confianza en el futuro.


Rita Levi-Montalcini
Neuróloga

El 20 de abril de 2005, dos días antes de cumplir 96 años, inauguró en Roma, donde vive, la sede del nuevo Instituto Europeo de Neurociencia.
Es autora de numerosos libros, y los más recientes –como Tiempo de acción, que acaba de publicarse, se centran en la revolución digital y en la necesidad de cambiar la educación. Su vista es deficiente y necesita de su secretaria para utilizar Internet, una de sus herramientas favoritas, pero conserva la vitalidad, la ironía y la lucidez.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Reparar la mielina



http://www.myelinrepair.org/index.shtml


La mielina es el aislante que recubre las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal.
La esclerosis múltiple daña la mielina, provocando una serie de síntomas desde la parálisis hasta los trastornos cognitivos.
Encontrar una forma de reparación de la mielina dañada tiene como objetivo la posibilidad de detener la EM .

La Fundación de Reparación de la Mielina (MRF) es la mayor organización de investigación centrada exclusivamente en el desarrollo de tratamientos de reparación de la mielina para los que viven con esclerosis múltiple.

Mensaje del Presidente
7 de julio 2009
Scott Johnson, presidente de la Fundación de Reparación de Mielina y fundador.
A la espera de una cura desde 1976.

Celebrando cinco años de éxito
Como muchos de ustedes saben, cuando el MRF puso en marcha su programa de investigación en 2004, se fijó un objetivo muy ambicioso: licencia de nuestro primer objetivo de reparación de la mielina para el desarrollo comercial de la droga en de cinco años.
Me complace informar que, a partir de esta carta, estamos teniendo conversaciones con más de una empresa que creemos que dará lugar a un acuerdo de licencia para el desarrollo comercial de por lo menos uno de nuestros descubrimientos. Este es el primero de muchos hitos que serán necesarios para llevar a nuevos tratamientos para las personas que viven con esclerosis múltiple.
Lo que hemos logrado en los últimos cinco años con respecto a nuestro objetivo es nada menos que extraordinario.
En 2004, se sabía poco acerca de los procesos científicos básicos que participan en la mielinización y la remielinización. Debido a nuestro trabajo, tenemos una comprensión mucho más clara de cómo manejar las células madre neurales para el sitio del daño en la mielina del sistema nervioso central e instruir a la mielina de las células productoras de mielinizar.
El trabajo de nuestros científicos ha demostrado que la mielina puede ser reparada en los modelos animales de la EM.
Hasta la fecha nuestra colaboración científica ha descubierto 19 de estos objetivos 12 de los cuales creemos que podría conducir a tratamientos de los pacientes.
Dos de estos objetivos están actualmente en proceso de validación y principios de los estudios de fase de descubrimiento de drogas.
Desde 2004 se ha otorgado una patente a nuestros descubrimientos y ocho más están pendientes.
Sin la protección de patentes, unos cuantos descubrimientos se adelantan hacia los tratamientos de los pacientes.
En 2004, sólo una de cientos de empresas biotecnológicas y farmacéuticas tenían la reparación de la mielina en sus pantallas de radar como una opción de tratamiento potencial para la EM.
Hoy en día, debido a nuestro trabajo, el interés comercial en la reparación de la mielina ha aumentado dramáticamente. De hecho, en los últimos meses hemos tenido conversaciones con hasta 30 empresas de biotecnología y farmacéutica sobre la mejora de nuestros objetivos en la gama de fármacos comerciales.
Desde 2004, hemos desarrollado 24 nuevas herramientas de investigación como modelos animales y ensayos que se utilizan para medir la velocidad de la mielinización en animales sanos y remielinización en los animales afectados. Estas herramientas tienen una aplicación potencial de toda la investigación de enfermedades neurológicas.
Desde 2004, con su generoso apoyo, hemos invertido $ 20 millones para lograr estos resultados mensurables, una fracción de los dólares gastados en investigación de la EM en el período precedente de cinco años de tiempo. Esto nos dice que la investigación médica científica puede ser acelerada en una forma costo-efectiva.
Aunque me gustaría poder ofrecer un tratamiento de reparación de la mielina a día de hoy, como alguien que ha estado esperando una cura para la EM a partir de 1976, me complace que tengamos éxito en la conducción de un tratamiento al mercado más rápido que hace cinco años nadie creía que fuera posible.
Agradezco a todos aquellos que están haciendo esto posible con su apoyo generoso y constante. Seguimos dedicados a los 2,5 millones de personas que viven con esclerosis múltiple en todo el mundo, así como a sus familiares y amigos.


Scott Jonson
Presidente

martes, 8 de septiembre de 2009

Equilibrio Mental


Ecuanimidad y equilibrio mental
Demasiado Fuego, seca . Demasiada Agua, drena.
Este desequilibrio, solo se puede controlar Cultivando el equilibrio
(Chang Po-Tuan)

El equilibrio es el estado de la energía en el que todos los órganos vitales funcionan en armonía y la esencia, energía, y espíritu se conservan y no se agotan.
La ecuanimidad es la manifestación mental del equilibrio emocional, y es un requisito básico para el desarrollo espiritual.

La energía forma un puente entre el cuerpo y la mente, y es el punto de apoyo que mantiene las funciones fisiológicas y psicológicas en equilibrio. Cuando predomina el demasiado fuego o la demasiada agua, cuando se desequilibra el Yin y el Yang, o cuando la armonía natural, tanto del cuerpo como la mente manifiestan malestar se debilitan las funciones físicas y mentales y se deterioran la inmunidad y la resistencia.
En el cultivo del equilibrio, el aspecto de la energía que se trabaja es la energía emocional o energía en movimiento. Las siete emociones son las principales causas internas de los desequilibrios de la energía que dejan al cuerpo vulnerable a la enfermedad y la degeneración. Cada emoción está asociada a un par de órganos vitales y a la energía que los controla. De todas las diversas energías asociadas con la vida humana, las energías emocionales son las más difíciles de controlar, y cuando se las deja descontroladas alteran la mente, deterioran la inmunidad y agotan la vitalidad, secando y drenando la esencia y la energía. A diferencia de la energía cerebral, que se aloja en la cabeza, la energía emocional reside en el corazón y no escucha a la razón. Solo la fuerza de la voluntad puede controlarla.
Las emociones son como un mono. Juguetonas, traviesas, incansables y totalmente imprevisibles, " la mente del mono" de la emoción, se balancea de un extremo al otro, reaccionando irreflexivamente a los estímulos exteriores transmitidos por los cinco sentidos "el mono hace lo que ve". Así es como reaccionan las emociones ante el mundo. Todas las energías emocionales están provocadas por percepciones sensoriales (si oímos algo que interpretamos como un insulto, instintivamente reaccionamos con rabia). En cada caso, la emoción es activada por un suceso externo, que llega a la conciencia a través de los canales sensoriales y desata una oleada interna de energía que se precipita por el organismo como el fuego, desequilibrando las energías, alterando la armonía yin-yang, desencadenando urgentes reacciones de estrés y alarmando la mente. Atrapados en una reacción emocional incontrolada, tanto el cuerpo como la mente quedan impotentes para resistirla, porque la emoción " Gamberro jefe " se apodera de toda la energía cuando se precipita por el organismo.
Además de robarnos la salud y la vitalidad, las emociones constituyen el mayor obstáculo para el progreso espiritual porque desvían la energía y la atención del desarrollo interior hacia las distracciones exteriores, y provocan comportamientos que contraían las mejores intenciones. Las emociones son instintos primitivos que han de ser controlados por la sensibilidad superior del conocimiento humano. Las emociones son obstáculos para el desarrollo espiritual: contaminan la claridad mental, deterioran las relaciones humanas y son enemigas de la voluntad y la razón.
Los crímenes pasionales son la manifestación externa del conflicto entre corazón y cabeza en la vida humana, la falta de equilibrio puede llevar a la gente a hacer cosas que no tenían ninguna intención de hacer, destruyendo sus propias vidas y las de las otras personas por dar rienda suelta a sus emociones momentáneas. El gamberro jefe y los cinco ladrones (cinco sentidos) se asocian con nuestros más bajos instintos y constantemente provocan comportamientos que van en contra de nuestro buen sentido e intereses a largo plazo. La única manera de detectar a estos causantes de problemas y protegernos de su conducta es cultivar el equilibrio y ejercitar la ecuanimidad.

Cultivo del equilibrio y la ecuanimidad
El equilibrio y la ecuanimidad son mutuamente dependientes. Sin equilibrio emocional es imposible mantener la ecuanimidad mental y sin la ecuanimidad mental es imposible cultivar el equilibrio emocional.
El cultivo de la ecuanimidad emocional exige una vigilancia constante y una fuerte autodisciplina, no sea que el mono se escape y nos robe los frutos de la práctica cultivados con tanto esmero. Permitirse estallidos emocionales, por ejemplo de rabia, lujuria, miedo o celos, puede desbaratar toda una vida de conducta disciplinada.
El equilibrio no es algo que deba alcanzarse aniquilando las emociones. Cultivar el equilibrio significa aplicar la disciplina y el conocimiento para impedir que las emociones se desboquen y no significa eliminarlas. Esto es mantener en equilibrio las energías internas regulando las reacciones emocionales ante los estímulos exteriores. Controlar el corazón con la cabeza, en lugar de dejar que el corazón galope desbocado, controlar el Fuego con el Agua, en lugar de dejar que el Fuego queme toda su esencia y toda la energía, significa guiar las emociones con sabiduría y subordinar el instinto a la voluntad.
La meditación y el Chi-kung son útiles para cultivar la ecuanimidad debido a la claridad y el autocontrol que fomentan, aunque no bastan para regular totalmente las reacciones emocionales. La única manera eficaz de controlar las reacciones emocionales y establecer firmemente el equilibrio es ejercitar la ecuanimidad día a día durante las situaciones y actividades normales. A este tipo de práctica se le llama meditación en acción. La vida emocional es el terreno en que se pone a prueba la meditación. Si la rabia, el miedo, la lascivia, la envidia y otras emociones conflictivas continúan perturbando su paz mental y extraviando su comportamiento, quiere decir que no ha trasladado a las actividades cotidianas corrientes las virtudes y percepciones intuitivas que ha experimentado durante la práctica de la meditación. Este es un problema frecuente, y una manera de superarlo es tratar de imponer una breve pausa entre la percepción y la reacción, sobre todo en las situaciones emocionalmente sensibles, de modo que la mente sabia tenga oportunidad de regular las reacciones antes de que la mente emocional envíe la energía a una reacción precipitada e irrevocable. Esa pausa entre la percepción y la reacción es el principal truco que se emplea para domar al mono y atarle el collar de la disciplina mental.
Uno de los mejores foros para cultivar el equilibrio y ejercitar la ecuanimidad es el matrimonio. La proximidad y la intimidad personal de la vida conyugal provocan el espectro completo de las emociones, y la única manera de impedir que el mono emocional haga trizas un matrimonio es cultivar la ecuanimidad y aprender a dirigir el corazón con la cabeza.
El equilibrio emocional es probablemente la virtud más difícil de cultivar, pero es indispensable para avanzar en la práctica. Sin él, las emociones se apoderan constantemente de todas las energías y contrarrestarán las órdenes de la mente sabia. La razón sirve de muy poco aquí, porque la razón esta gobernada por el ego, el cual mima a la mente emocional y racionaliza el comportamiento para satisfacer sus caprichos. Solo nuestra firme voluntad y nuestra conciencia alerta pueden reunir el poder necesario para liberarnos de las garras del mono, igual que el proverbial mono de la drogadicción se aferra a los drogodependientes.
Para cultivar el equilibrio y lograr la ecuanimidad, el primer paso es reconocer la emoción como ladrón de la salud y la vitalidad, y como veneno para el desarrollo espiritual, en lugar de considerarla un impulso romántico. Esto no solo significa evitarlas reacciones emocionales negativas como la rabia, el miedo, y la envidia, sino también renunciar a la exaltación emocional y al autobombo del éxito mundano.

La emoción en el corazón es como el veneno en una sustancia, como el fuego latente en las cañas; hay que tener conciencia de esto. Por lo tanto, cuando las personas superiores hacen su trabajo, no se sienten exaltadas cuando se les concede prestigio, no se sienten engrandecidas cuando se las honra, no prestan atención cuando se las trata con familiaridad, no recelan cuando se las trata con frialdad, y no se las puede humillar. Así pues, las emociones no las agitan. "
Tan Chiao ( Escritos transformadores)

viernes, 4 de septiembre de 2009

ENERGÍA MENTAL



La verdad, es que yéndome por los caminos de la medicina no tradicional y sin caer en manos de cientos de “salvadores” que pululan por Internet prometiendo curas milagrosas sin explicar cómo sino mediante la compra de sus productos, me estoy acercando lentamente al mundo oriental, quiero decir, del estrecho del bósforo para allá, donde compruebo que hace rato que conocen lo que nosotros occidentales, tan piolas, estamos empezando a descubrir.

En la medicina Tradicional China, todas las enfermedades, las físicas, mentales y emocionales, se diagnostican y tratan como un desequilibrio básico de las energías vitales del sistema humano.
Durante miles de años, los maestros de Qi Gong chinos, han utilizado sus mentes para controlar la energía, y la energía para curar las enfermedades y prolongar la vida. Hace unos cuatrocientos años, un sanador taoísta y maestro de Qi Gong llamado Chien-wu escribió: “la energía es una medicina que prolonga la vida. La mente es un aspecto del espíritu que controla la energía. Por lo tanto si aprendéis a utilizar la mente para controlar la energía, os podréis convertir en magos.”
Actualmente numerosos estudios llevados a cabo en China y en Estados Unidos han establecido los sólidos fundamentos del Qi Gong como un medio de primer orden para prevenir y curar enfermedades.
Para prevenir enfermedades es adecuado establecer un régimen diario de práctica de Qi Gong que nos protegerá de las enfermedades agudas y de las condiciones degenerativas crónicas, fortaleciendo las funciones inmunitarias y la resistencia, regulando las funciones vitales, potenciando la vitalidad y manteniendo el sistema de energía humano en perfecto equilibrio.
Para curar enfermedades y corregir condiciones degenerativas que ya se han gestado, la autoterapia mediante la práctica del Qi Gong se completa con la trasmisión de energía del sanador al paciente. En ambos, el cuidado preventivo y curativo, la autoterapia a través de la práctica y la trasmisión de la energía del sanador al paciente, el principal agente sanador es la energía libre del universo, y el sistema para proporcionar esta medicina es la mente.
Fuente: “El Libro del Chi-Kung” de Daniel Reid
http://odiseachi.blogspot.com/2009/09/qi-gong-para-la-salud.html

DICCIONARIO DE PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y FILOSÓFICA
Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología
http://www.e-torredebabel.com/Psicologia/Vocabulario/Energia-Mental.htm

ENERGÍA MENTAL

Es común a toda la escuela psicoanalítica la creencia en la existencia de la energía mental. Esta energía es una transformación de la energía física y es el motor de la vida psíquica. Todas las actividades psíquicas, desde las puramente instintivas hasta las intelectuales, son posibles merced a dicha energía; actividades tan importantes en la vida emocional como las catexias y las contracatexias son igualmente manifestación de dicha energía. La noción de energía psíquica tiene importancia también porque en ella se encuentra la explicación del trastorno psíquico: los contenidos reprimidos que actúan patológicamente en el sujeto no son meramente representativos -por ejemplo en la forma de recuerdo inconsciente-, sino que el contenido representativo está asociado a una energía que pugna por hacerse presente al sujeto manifestándose en los sueños, la conducta trastornada o la somatización. La cura sobreviene cuando el sujeto permite la manifestación consciente y propia de dicha energía.
© Javier Echegoyen Olleta