martes, 3 de noviembre de 2009

EL CEREBRO PUEDE REPARARSE


Hace tiempo que noto, y cada vez más, el daño que me hizo acercarme a una institución que en mi país se llama EMA, Esclerosis Múltiple Argentina.
En realidad no me acerqué yo en un principio, fue mi mamá, que está mal de la cabeza, y como siempre le sucede, en seguida se la llenaron con lo que quisieron, cuestión que volvió de allí fascinada con comprarme una silla de ruedas y tratarme como una inválida total, no sólo motora sino también mental, lo que provocó la ruptura de la precaria relación que tenía con ella. Desde chica pensé que era estúpida o malvada, con esto último comprobé que además está completamente trastornada.
Pero en EMA no lo notaron, ni siquiera cuando fui a pedir ayuda porque convencida ella de mi total discapacidad quería sacarme a mi hija por medio de la justicia, aquí su delirio se hizo evidente porque llegó a decir que ella se encargaba de mi sustento, lo cual es absolutamente inexacto porque hace treinta años que me mantengo sola, y tengo todos los documentos que lo acreditan.
Bueno, en EMA no me dieron ningún tipo de ayuda en este tema, sólo intentaron una conversación con ella y una mediadora a la que yo no accedí, por que lo que mi madre necesita es una camisa de fuerza.
Por supuesto lo de la justicia no prosperó porque cuando tuvo que comprobar lo que decía no pudo hacerlo (la que depende absolutamente de otro es ella, que nunca en su vida trabajó, ni tiene bienes ni nada a su nombre)
A todo esto yo camino, con alguna dificultad porque tengo muy poco equilibrio y dependiendo del clima tengo fatiga muscular, pero de ninguna manera estoy postrada y menos mentalmente anulada.
Ante la ineficacia de los neurólogos y psicólogos que consulté decidí crear mi propio tratamiento, un tratamiento acorde con mi cuerpo y con mi mente y realmente es asombrosa la mejora que presento.
Ayer recibo un correo de un amigo virtual que he conocido gracias a esta enfermedad (porque sorprendentemente son muchas las cosas que tengo que agradecer a esta enfermedad, y no son pocos los que piensan como yo) donde se habla de la plasticidad neuronal y cómo el cerebro puede repararse (contrariamente a lo que se creyó hasta hace muy poco)
Quiero compartir con quienes me leen este video (es un poco largo, 25 minutos. pero no tiene desperdicio).

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Emma,
Encuentro tu comentario muy descalificador. Mas allá de las palabras sobre tu madre y los neurólogos y psicólogos que has consultado, la EMMA es una institución maravillosa que cuenta con una calidad excepcional de personas y profesionales, cuyo único fin es ayudar y contener a las personas que tenemos Esclerósis Múltiple.
Ahora bien, si tanto daño te han hecho todos ellos, y gracias a eso, pudiste crear un tratamiento propio que te trajo una mejora asombrosa, porqué en lugar de descalificar, simplemente no nos das los detalles de tu tratamiento asi en una de ésas nos mejoramos todos?

Emma dijo...

Anónimo: he abierto este blog justamente para compartir los avances y descubrimientos que he hecho con mi tratamiento con quien tenga interés. A mi también me han ayudado mucho las experiencias de otros afectados como yo que no van por los caminos de la medicina tradicional.
todo lo que hago está en este blog, no tengo publicidad y no lucro con él.
Lo que cuento de EMA es mi experiencia personal y me parece que lo dejé bastante claro.

Cassiopeia dijo...

Hola Emma, querida y admirada guerrillera que día a día te esfuerzas en salir adelante "no matter what".

Saludos al/la amig@ anónim@. Permite que le diga que el mismo dulce no tiene que caerle bien a todas las personas. Y que nosotros tenemos que ir buscando nuestro propio equilibrio en esta lucha diaria de "trial and error". Al fin de cuentas, eso precisamente hacen con nosotros los médicos, terapistas e investigadores. Intentan y cambian, cambian e intentan... pero somos nosotros quienes sabemos que nos va dirigiendo en la ruta apropiada.

Te felicito Emma, por tu valentía: por no quedarte con lo primero que consigues, por rechazar lo que no te hace bien; y, sobre todo, por continuar probando alternativas. No es tu responsabilidad recetarlas como propone Anónim@. Al fin de cuentas, nada garantiza que esos tratamientos le vengan bien a otros.

Besos caribeños!


Eres un ejemplo.

Emma dijo...

GRACIAS mi querida Cassiopeia, te mando un beso enorme.

La terapia de Rafaela dijo...

Emma: sigue investigando, sigue luchando, divulgando todo aquello que averiguas, que experimentas. Compartir es una parte de el camino que estás recorriendo.
besos

Emma dijo...

Gracias Rafaela
Compartir es como dar, siempre parece que en lugar de dar, recibes.
un beso enorme

Pablo dijo...

Hola Emma, me ha alegrado mucho conocerte y saber un poquito más de ti. Tu blog nos llena a todos de esperanza. Espero que la Noesiterapia te ayude. Yo me acabo de recuperar de mi primer brote, con la ayuda de las terapias alternativas y de una correcta nutrición. Estoy muy feliz por ello y eso acelera todavía más mi curación.
Un beso desde España

Emma dijo...

Muchas gracias Pablo, próximamente haré una entrada sobre la noesiterapia.
Un beso porteño.