sábado, 6 de febrero de 2010

Absorción de la energía


Aquí pongo un video de una postura que en mi caso particular resulta absolutamente beneficiosa, casi diría que noto los efectos inmediatamente.

http://mente-y-cuerpo.practicopedia.com/como-hacer-la-postura-del-pez-670

Agrego parte de un texto extraído del libro:
Curso de iniciación al yoga
Autor: Jordi Colomer
Colección Universo Interior
Edita Océano Ibis. Barcelona
ISBN 84-8027-026-8

Absorción de la energía

En la atmósfera que nos envuelve hay dos tipos de iones: los positivos y los negativos. Estos existen en el aire como fenómenos naturales, considerándose que se producen, entre otras causas, por la radiación ionizante de los rayos cósmicos, y también por la influencia de la luz ultravioleta sobre los gases principales que forman parte de la atmósfera.
En principio se creyó que la influencia de estos iones sobre nuestro organismo era nula, pero en el siglo pasado un científico ruso, TCHIJEWSKY, empezó a demostrar que su influencia era muy importante sobre nuestro organismo y que muchas enfermedades y reacciones imprevistas del cuerpo se debían a la disminución o el aumento de ellos.
El desequilibrio de la proporción entre iones positivos y negativos (los positivos se comen a los negativos) dará lugar a importantes repercusiones en el hombre.
Esto se puede producir cuando aumenta el polvo en las ciudades, más incluso que la polución en si, por cuanto ésta produce irritación pero no absorción de iones negativos.
Si en una habitación existe material sintético, o bien vamos vestido con prendas de fibra artificial, al estar cargados los materiales de esta naturaleza de iones positivos, se irán perdiendo los negativos absorbidos por los primeros. Igualmente ocurre con el humo del tabaco y el polvo de las habitaciones cerradas.
Existirá un equilibrio de iones positivos-negativos en donde exista movimiento de masas de aire: ríos, mar, bosques de coníferas.
Normalmente en estos lugares, Así como después de una tormenta, en realidad se produce un desequilibrio a favor de los negativos, de aquí la euforia que se produce al hallarse en estos lugares, lo que ocasiona a veces, los primeros días, una excitación nerviosa provocando incluso insomnio.
En contrapartida, la ciudad carece casi siempre de iones negativos. Por ello nos cansamos más al caminar por las calles asfaltadas que por la montaña. Nuestras baterías se descargan en la urbe y se cargan en el monte. Cuantos menos espacios verdes y coníferas tenga una ciudad, cuanto más polvo tengan sus calles, más insana será.
El ser humano es un total absurdo. Los hospitales están para recuperar al enfermo, pues bien, se le encierra en un habitación con aire acondicionado, lo chocante del caso, es que cuanto más cara es una clínica, más aire acondicionado tiene y por lo tanto, más dificultades para la recuperación.

Es importante que nuestra piel esté en contacto con el aire, el sol. La civilización nos viste para cubrirnos, no para abrigarnos. Hay personas que jamás les ha tocado, ni creo que les ocurra en su vida, el sol en determinadas partes del cuerpo.
El segundo órgano de absorción de la energía es la nariz. En su interior hay unos filamentos nerviosos que conectan directamente con el cerebro olfativo. Por este órgano absorbemos la energía, además es de una gran sensibilidad. Cualquier anomalía, polvo, olor demasiado fuerte, produce una reacción, el estornudo, que actúa como defensa ante la agresión exterior.
El olor de la personas nos atrae o nos repele. Existe una teoría que sustenta que nos enamoramos por el perfume que desprende la persona que está a nuestro lado. Lo que ocurre es que hoy en día con los desodorantes, el ser humano se ha convertido en un personaje sin olor.
El siguiente órgano de absorción es la lengua. La absorción de la energía se produce en el contacto del alimento con la lengua, donde existen las papilas gustativas. Mientras estas papilas notan el sabor del alimento, debe continuarse la salivación y la masticación, pues la energía existe y se absorbe. Cuando desaparece el gusto el bolo alimenticio carece de sabor, ya podemos deglutirlo, hemos absorbido toda su energía.
El occidental come deprisa, no saborea lo que tiene en la boca, por falta de tiempo, porque está distraído, porque el tabaco le ha adulterado la facultad de sentir. El uso de la sal también crea un disfraz al auténtico sabor de lo que se come. Que la energía se absorbe por la lengua, se comprueba por el hecho que al estar cansados y comemos, la energía del cuerpo se regenera al momento y en realidad esto no debería producirse hasta el término de la digestión.
Y por último vienen los pulmones y sus alvéolos, el último órgano de absorción de la energía. La buena función de los mismos viene determinada por el buen funcionamiento de la nariz.

miércoles, 3 de febrero de 2010

¿Han encontrado los médicos una cura para la esclerosis múltiple?


Un Amigo me envía la traducción al castellano de un artículo aparecido en
Martyn Halle; Mirror.co.uk NEWS; 17 de enero de 2010

¿Han encontrado los médicos una cura para la esclerosis múltiple?


Una intervención quirúrgica pionera libra a una mujer británica de la enfermedad

Los médicos creen que han curado a una mujer británica enferma de esclerosis múltiple después de una intervención quirúrgica pionera. Durante años, a los pacientes de esclerosis múltiple (EM) se les ha dicho que no había cura para la enfermedad, pero el éxito evidente de este tipo de cirugía ha dado nuevas esperanzas a aquellos que luchan contra la EM, que es una enfermedad que ataca al sistema nervioso central.

Y Alex Gibbs está tan segura de haber vencido a la enfermedad que incluso ha quedado embarazada, algo a lo que ella no se habría animado antes de la operación. Alex, de 38 años de edad, viajó a los EEUU el pasado mes de junio de 2009 después de haber leído en internet acerca de esa intervención tan innovadora que supone el ensanchamiento de algunas venas. Ella contactó con cirujanos británicos para pedirles que realizaran la operación pero ninguno de ellos aceptó

Alex, que es del barrio de Chelsea -en el oeste de Londres-, declara: "Tengo esclerosis múltiple desde hace poco, me diagnosticaron en el año 2004, pero me he sentido realmente mal desde el principio", "No podía andar más de 100 metros sin tener que parar. Tenía las piernas rígidas y espasmos musculares por la noche mientras dormía", "Mi futuro no parecía muy bueno teniendo una esclerosis tan severa desde el principio. Normalmente se va empeorando poco a poco. Dentro de un par de años yo estaría probablemente en una silla de ruedas"

Muchos expertos creen que la EM es debida a algún fallo en el sistema inmunitario, pero en la actualidad algunos médicos creen que el daño que la EM causa al sistema nervioso es en realidad provocado por un pobre flujo sanguíneo en las venas del cuello, del pecho y de la cabeza. Uno de estos médicos es el cirujano italiano Paolo Zamboni cuya solución es ensanchar las venas utilizando un catéter que infla un balón dentro de las mismas o insertando un stent que es un tubo metálico flexible que las mantiene abiertas. Alex ha seguido el trabajo del Prof. Zamboni que curó a su esposa de EM hace cinco años y que hasta la fecha ha curado a más de 100 pacientes.

Como los especialistas británicos en EM no están dispuestos a realizar las intervenciones que propone el Dr. Zamboni hasta que se realicen más estudios, Alex se fue a California donde un cirujano de la Universidad de Stanford estaba dispuesto a operarla.

Después de la operación, que le costó unos 6.000 euros y que consistió en un ensanchamiento de las venas yugulares, los síntomas de Alex mejoraron inmediatamente. Alex -cuya madre de 68 años de edad murió de EM pocos meses antes de que ella fuera diagnosticada- informó a la vuelta a su neurólogo en el National Hospital de Londres. Ella declara: "El no está convencido de las investigaciones de Zamboni, pero ha aceptado que mis síntomas han mejorado. Y las lesiones en el cerebro causadas por la EM no han empeorado".