viernes, 25 de junio de 2010

protocolo de robo al paciente que cayó en el suculento negocio de la EM


He llegado a la conclusión de que la EM como enfermedad no existe, los médicos están dando el nombre de enfermedad a uno de los síntomas, como si a la varicela se la llamara “ampollitas”, y no al conjunto de síntomas que provoca la enfermedad.
Lo que tengo yo es falta de equilibrio, provocada por esclerosis (lesiones) múltiples en mi cerebro causadas por una deficiencia en la circulación del riego sanguíneo al cerebro. Es probable que esta mala circulación de la sangre, provoque que el hierro se deposite en la mielina de mis neuronas y entonces mi sistema inmunitario se coma el hierro y también la mielina. (ningún médico dirá esto porque atenta contra el protocolo de robo al paciente que cayó en el suculento negocio de la EM)
Por lo tanto lo que tengo que hacer es restablecer mi circulación. Claro que esto no es nuevo, el primer síntoma que recuerdo se remonta a mis 17 años y no sé si a los 11 años, porque recuerdo un tirón raro en las cervicales a esa edad.
Como primera medida, y sabiendo de la importancia de visualizar una solución como primer paso fundamental, abro un nuevo blog donde no trataré de temas médicos.