domingo, 26 de diciembre de 2010

Palabras mágicas



Como no soy creyente, para mí la navidad es una fecha que no tiene sentido festejar, así y todo la he festejado desde el nacimiento de mi nena para no privarla de Papá Noel y los regalos, así como festejaré Reyes por el mismo motivo: camellos, agua, pastito y regalitos (aunque ya me descubrió).
Año nuevo es distinto, marca el final de un ciclo y el comienzo de uno nuevo.
Para este año nuevo quisiera recordar una frase que desearía tener más presente (no sé de quién es):

“El primer paso que debemos dar en el camino de la comprensión es el de tratar de que nuestra mente se sosiegue y se centre.
Mientras permanezcamos a merced de nuestros pensamientos y de nuestras emociones, mientras sigamos experimentando atracción por esto y rechazo por aquello, mientas sigamos juzgando comparando y evaluando es decir mientras permanezcamos sumidos en el torbellino de la acción y reacción será muy difícil que podamos lograr una perspectiva que nos permita reflexionar con claridad y profundizar nuestra sabiduría.”

¡Feliz año nuevo para todos!

No hay comentarios: