martes, 10 de mayo de 2011

Complicado (la EM y los afectados)




Complicado para quienes lucran con la falta de salud, los enfermos (materia prima) se están dando vuelta; más complicado aún si esos que se dieron vuelta empiezan a intentar que otros en su misma situación se den cuenta de que están siendo utilizados; más aún si ven que en el camino van quedando muertos. Claro, la presión de los neurólogos es muy fuerte, no en vano estudiaron para que ahora, otros que no estudiaron lo mismo que ellos (lo cual no quita que hayan estudiado otra cosa y quizás sean más cultos o más inteligentes que ellos) les vengan a quitar sus pacientes cautivos que tanto dinero les hacen ganar. Por eso se desgañitan gritando su publicidad engañosa e invierten enormes sumas de dinero en desmentir lo que los hechos demuestran.
No se gasten, es sólo cuestión de tiempo, mejor investiguen cómo reparar los daños que la EM hizo en los afectados.

Lo llamativo es que los afectados con esta misteriosa enfermedad (algunos, por supuesto) hemos solucionado nuestra dificultad para movernos de una manera asombrosa: nos hemos unido, hemos formado un bloque, y no nos limitamos a nuestro entorno ni a nuestro país ni a nuestro idioma (muchos de nosotros somos bilingües, trilingües o cuatrilingües) y con la ayuda de internet hemos dado vuelta el paradigma de “el médico es el que sabe y el paciente se calla”.

Y esto no ha ocurrido porque los diagnosticados con EM somos más inteligentes que la media (esto lo he leído por ahí) ni tampoco porque nuestros problemas cognitivos nos hacen “medio loquitos” (se leen muchas estupideces por ahí) sino por la sencilla razón de que de alguna manera teníamos que reemplazar la falta de movilidad.

No hay comentarios: