sábado, 12 de noviembre de 2011

Testimonio de una diagnosticada con EM



Desde que supe de la existencia de CCSVI, mi cabeza está al revés. Aunque tuve la corazonada de que el sistema de salud no sabe lo que es la EM, después de veinte años de investigación y que vivo con EM ahora estoy bastante segura de que nadie sabe lo que es este concepto de "esclerosis múltiples". Mi conclusión es que es sólo un mal nombre que dan para el cuidado de la salud de nuestra condición. Los últimos dos años, con el descubrimiento de CCSVI, me dio la sensación de que estaba en lo cierto con lo que vi y ahora estoy segura de que la EM está mal tratada. Por lo tanto, decidí por mí misma hace cinco años hacerme responsable de mi cuerpo no me doy más inyecciones y prácticamente no uso ninguna droga, desde entonces, porque las drogas no sólo no nos eximen de cualquier sensación (tal vez temporalmente por un corto tiempo) y complican aún más la situación, hasta nos olvidamos de donde empezamos.

Ahora mi estrategia es muy simple, ya que no puedo reaccionar con el ritmo de la sociedad, me tomé la libertad de decidir mi propio ritmo y mi propio destino, sin complicarme con todo tipo de ideas.

Yo no juego con mi pensamiento. Tengo EM(o como usted prefiera llamarlo), ya sé que la placa blanca en mi cerebro es real (me hice la resonancia magnética) y no hay forma conocida hoy en día para recuperar el cerebro o los nervios de un mal funcionamiento, por lo que en ese caso, por el bien de mi vida y no empeorar, no dejo que malos pensamientos tengan efecto sobre mi cuerpo.

Lo estoy haciendo desde hace 8 años y vale la pena increíblemente.

Sé que no es bueno para mí luchar contra el pensamiento de los demás, no puedo hacerles entender los errores en que viven, por lo que dejo de pensar de esa manera por completo. Me siento mucho mejor todos los días, (yo no soy un típica paciente EM y me negué desde el primer día a ser tratada como tal ya que he vivido diez años sin diagnóstico lo que me hace la primera en experiencia sobre la EM. Al principio estaba mucho mejor, Hice ejercicio y me moví mucho (di a luz a los preadolescentes a la edad de cuarenta años), ahora, dieciséis años después, apenas me muevo.

Puedo decir con seguridad que soy una persona muy feliz porque no complico mi pensamiento con ideas (tengo 56 años, divorciada con tres hijos increíbles que dicen: "mamá para nosotros tu no estás discapacitada", que es suficiente para mi.

Publicado por Shoshana Shaffir el 12 de noviembre 2011 en http://ccsvi-ms.ning.com/profiles/blogs/my-way-of-dealing-with-ms

No hay comentarios: