viernes, 30 de marzo de 2012

Estudios revelan que la angioplastia ayuda en la EM



Este informe es parte de una serie Contexto clínico de 12 meses.
Por Kristina Fiore
Publicado: 27 de marzo 2012

Comentado por Robert Jasmer, MD , Profesor Clínico Asociado de Medicina de la Universidad de California, San Francisco y Dorothy Caputo, MA, RN, BC-ADM,

Estos estudios se publicaron como resúmenes, y fueron presentados en una conferencia. Estos datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

Realización de una angioplastia para eliminar obstrucciones en las venas del cuello y el pecho mejoró los síntomas de la esclerosis múltiple.

Los estudios apoyan la controvertida teoría de que la EM está relacionada con la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica (CCSVI).

SAN FRANCISCO - Realización de una angioplastia para eliminar obstrucciones en las venas del cuello y el pecho parece mejorar los síntomas de la esclerosis múltiple, según dos estudios pequeños que aquí se presentan.

A pesar de que eran retrospectivos y no incluyeron grupo placebo, ambos estudios concluyeron que la angioplastia de las venas yugulares y / o ácigos se asoció a mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple, informaron los investigadores en la Sociedad de la reunión de Radiología Intervencionista.

"Nos anima saber que los pacientes están claramente mejorando", dijo Kenneth Mandato, MD, del Centro Médico de Albany en Albany, Nueva York, "Estos resultados pueden servir como un trampolín para un estudio más amplio en el que se cegó tanto al paciente como al neurólogo".

Los estudios apoyan la controvertida teoría de que la EM está relacionada con la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica (CCSVI).

La idea de CCSVI proviene de la obra de Paolo Zamboni, MD, cirujano vascular de la Universidad de Ferrara en Italia. En 2009, Zamboni informó de un estudio que encontró que los pacientes con EM eran más propensos a tener estrechamiento de las venas yugular o ácigos que los pacientes sanos.

Estas obstrucciones causan presiones elevadas, que afectan negativamente la inflamación en el cerebro y pueden contribuir a la formación de placas de EM características. El tratamiento de estas venas en el cuello y el pecho podría ayudar a tratar la enfermedad, sugirió Zamboni.

Sin embargo, la comunidad neurológica se ha mantenido muy escéptica de la teoría. Aún quedan preguntas acerca de cómo medir adecuadamente lo que es "normal" yugular o la vena ácigos se parece, y las técnicas para la evaluación de estos parámetros tienen que ser normalizados.

En el primer estudio, Mandato y sus colegas realizaron un estudio retrospectivo de 213 pacientes con EM que fueron tratados en su centro durante un período de cuatro meses, 192 respondieron a las encuestas de seguimiento sobre la calidad de vida mediante el MSQOL-54.

La mayor parte (96) tenían recaída-remisión de la enfermedad, 66 tenían EM progresiva secundaria, y 30 tenían enfermedad progresiva primaria.

Un total de 189 tenían una angioplastia y otros tres también tenían un stent.

Mandato y sus colegas encontraron que los pacientes informaron mejoras significativas en las puntuaciones de salud física y mental ( P <0,05 para ambos).

Las puntuaciones de salud física mejoró en un 77% tanto para los pacientes progresistas de recaída-remisión y primaria, y en un 59% para aquellos con enfermedad progresiva secundaria ( P <0,05 para todos). Las puntuaciones de salud mental también fueron igualmente mejorado, pero Mandato señaló que los pacientes con enfermedad progresiva secundaria tuvieron menos probabilidades de beneficiarse que los otros dos tipos de enfermedades ( P <0,05).

También encontraron que los que habían sido diagnosticados más de 10 años tenían menos mejoras, pero en otros análisis, años desde el diagnóstico no se asociaron con cambios en las puntuaciones de salud física o mental.

En un segundo estudio, Héctor Ferral, MD, de la Universidad de Northshore Healthcare System en Evanston, Illinois, y sus colegas también realizaron una revisión retrospectiva de 107 procedimientos en 95 pacientes con EM que fueron evaluados en sus instalaciones a partir de junio 2010 hasta septiembre 2011.

La mitad de los pacientes tenían la enfermedad recaída-remisión , 39% tenían EM secundaria progresiva, 6.4% tenían EM progresiva primaria, y la enfermedad fue clasificada en el 4,2%.

Los médicos evaluaron las venas de los pacientes yugular y ácigos y llevó a cabo una angioplastia en los que la necesitaban, y algunos también fueron tratados con stent. Todos los pacientes recibieron anticoagulación durante seis semanas después del tratamiento.

En general, Ferral y sus colegas reportaron haber visto la estenosis en el 94,9% de los pacientes, y la angioplastia se asoció con una mejoría sostenida (más de cuatro semanas) en el 55,5% de los pacientes.

Por otro lado, 38,8% de los pacientes no mejora en absoluto.

Las mayores mejoras en los síntomas fueron reportados en pacientes con recaída-remisión, dijeron los investigadores.

Sólo el 7,7% de los pacientes reportaron alguna complicación, y la mayoría eran de menor importancia, tales como sangrado en el sitio de la punción.

Las complicaciones mayores, incluyendo la formación de coágulos en las venas tratadas, en el 3,3% de los pacientes, lo cual fue una tasa relativamente baja, Ferral y dijo.

Llegaron a la conclusión de que las anormalidades venosas son comunes en pacientes con esclerosis múltiple y la angioplastia parece estar asociado con algunas mejoras.

Timoteo Coetzee, MD, jefe de investigación de la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, dijo en un correo electrónico a MedPage hoy que a pesar de estos estudios carecen de un grupo placebo y fueron retrospectivos, que añaden a la literatura sobre CCSVI.

"Para entender verdaderamente la hipótesis CCSVI y lo que significa para las personas con EM requiere la realización de estudios bien diseñados", dijo. Añadió que la sociedad se ha unido a una Asociación de Esclerosis Múltiple canadiense para apoyar la investigación CCSVI con rigurosos controles y técnicas de evaluación estandarizados y tecnologías.

El Dr. Mandato estuvo de acuerdo en que prospectivos, doble ciego, aleatorizados y controlados son necesarios para evaluar mejor el papel de las terapias endovasculares en la EM, y alentó a una mayor colaboración entre los intervencionistas y neurólogos.

"La comunidad médica debe tener un enfoque multidisciplinario de este procedimiento antes de que pueda ser validado", dijo, y agregó que el escepticismo de la hipótesis es "saludable" y es necesario para impulsar la investigación posterior.

Los investigadores informaron no tener ningún conflicto de interés.

Fuente primaria: Sociedad de Radiología Intervencionista
de referencia Fuente: Sekhar KP, et al "resultados a corto plazo después del tratamiento endovascular para la insuficiencia venosa crónica cefalorraquídeo (CCSVI) en pacientes con EM" SIR 2012; Resumen 48.

Fuente adicional: Sociedad de Radiología Intervencionista

No hay comentarios: