martes, 24 de julio de 2012

El equilibrio

El equilibrio es la capacidad para mantener de forma estable el centro de gravedad de nuestro cuerpo, es una de las conductas motrices básicas y constituye el fundamento de toda coordinación dinámica sea parcial o global. Un inapropiado control del equilibrio ocasiona en una persona un incremento superfluo de su esfuerzo, dificultando su capacidad de atención y de trabajo, y llegando a provocarle auténticos estados de inseguridad y angustia. A grandes rasgos, diferenciamos dos tipos de equilibrio, el equilibrio dinámico o en movimiento y el estático, pero ninguno de ellos es innato sino que se va adquiriendo de modo progresivo a partir de la maduración neuromuscular.

Equilibrio dinámico se entiende como una regulación de la postura, cuando ésta es perdida al realizar un movimiento. Es la capacidad para resistirse a la gravedad cuando el cuerpo humano está en movimiento. En eso intervienen además de los mecanismos del equilibrio estático, las funciones tónicas del eje corporal, la capacidad estatura-ponderal y la acción de los órganos sensoriales y motores, además de la orientación espacio-temporal.

Equilibrio estático es la capacidad de mantenerse inmóvil resistiendo la gravedad, tanto en situaciones regulares o difíciles de la vida cotidiana; éste requiere de la acción del sistema laberíntico, pero también de la adaptación del eje corporal, la integración espacio temporal. Para que este equilibrio se pueda realizar, se necesita una perfecta conexión neuromotora para lograr mantener una determinada postura.

El equilibrio corporal es un “anclaje al suelo”, no tanto físico, sino también existencial y psicológico, porque mantiene al sujeto en un plano en el que despliega su carga energética hacia los demás, las cosas y hacia él mismo. También se le puede atribuir al equilibrio corporal el significado de “armadura caracterial”, es decir, “el conjunto de reacciones tónicas de defensa integradas a la actitud corporal”, es parte de la formación de su carácter, que lo acompaña durante toda su vida.

No hay comentarios: