miércoles, 31 de octubre de 2012

Un vórtice llamado EM


Vórtice
  1. m. Torbellino, remolino.
  2. Centro de un ciclón.

Tratando de definir lo que pasé estos tres últimos años, utilicé la palabra:
Vórtice: m. Torbellino, remolino. Centro de un ciclón. 

Definir un vórtice no ha sido, hasta ahora, algo sencillo. Es más o menos claro que tiene que ver con el dar vueltas en torno a un punto y que el giro debe estar referido a un movimiento colectivo.

Me llama la atención cómo se ajusta la definición del diccionario a lo que quise expresar: dar vueltas en torno a un punto.

He estado tres años dando vueltas en torno a la definición oscura y dudosa de una enfermedad cuya causa y cura se desconocen, como siempre, hay un montón de “vivos” haciendo dinero con la ignorancia de otro montón de "incapaces", y quisiera ampliar la definición de este término:

Incapaz, Incompetente
Inepto (adj. Falto de capacidad o aptitud para una cosa
 Ignorante: Sustantivo 1: Falto de conocimiento o educación.2: Que no tiene conocimiento o información de un tema en particular.
Ineficaz (adj. Que no tiene eficacia.) 
Inútil
Torpe (adj. Falto de habilidad o destreza.) 
Inhábil (adj. Que no tiene habilidad. Falto de cualidades para hacer una cosa.) 
Negado (AdjetivoAdjetivos1:Ignorante.*Ámbito: Argentina, rural negado)

Es llamativo, la gran mayoría de las definiciones corresponden con la de neurólogos especialistas en  la EM; y el resto se corresponde con la actitud de los pacientes diagnosticados con EM que siguen sus directivas.

Aclaro que la mayoría de los diagnosticados con EM son ignorantes, o sea: no tienen conocimiento o información de un tema en particular y no tienen por qué, para eso pagan por los servicios de un especialista.

O sea, pasando en limpio diré que la EM es un vórtice (dar vueltas en torno a un punto que no tiene salida), la única salida que ofrecen los neurólogos especialistas en no curar la EM, es permanecer de por vida intoxicándose con un medicamento que lejos de solucionar el problema, agrega más problemas al ya existente.

Cuando aparece una solución para salir de este interminable remolino, quienes se encuentran interesados en mantener el “statu quo”  hacen un “berrinche” para impedir que sus pacientes cautivos se les escapen.

Entonces, para salir de este vórtice llamado EM, lo primero que hay que hacer es abandonar al neurólogo especialista en no curar la EM y todos los medicamentos que éste te ha hecho comprar que te están intoxicando (aunque quizá aún no lo notes).
Luego presta atención a tu dieta http://curatuem.blogspot.com.ar/ haz ejercicio moderado http://emcuracion.blogspot.com.ar/ y olvídate del diagnóstico EM.

lunes, 29 de octubre de 2012

El cerebro se defiende con 'plasticidad' de las lesiones cerebrales


Este órgano tiene una gran capacidad de regeneración y recuperación tras lesiones traumáticas; transfiere funciones a otras áreas

(CNN) — En enero, una bala disparada a quemarropa atravesó su cerebro. Apenas la semana pasada, se le vio subiendo, aunque con esfuerzo, por las escaleras de un avión.
La congresista estadounidense Gabrielle Giffords tiene una notable recuperación después de una herida de bala en el cerebro, dicen los médicos. Su caso muestra la capacidad de éste para restaurar algunas funciones después de una lesión sustancial, un fenómeno conocido como plasticidad, que se apoya en técnicas de rehabilitación.
"Es todavía un concepto relativamente nuevo", dijo el Dr. Sanjay Gupta, neurocirujano y corresponsal médico en jefe de CNN. "Alguna vez se pensó que el cerebro era completamente inmutable" o incapaz de cambiar después de la infancia. 
"Todavía me sorprende de vez en cuando lo bien que la gente se recupera, y creo que simplemente hemos subestimado la capacidad de recuperación y regeneración del cerebro humano", dijo el Dr. Stephan Mayer, profesor de neurología y neurocirugía en la Universidad de Columbia, quien no atendió a Giffords.
Los científicos usan el término plasticidad generalmente para referirse a la capacidad del cerebro para cambiar. Ahora sabemos quees posible la formación de nuevas células cerebrales llamadas neuronas, incluso en la edad adulta.
Al estar en rehabilitación para volver a aprender las tareas básicas, un paciente de lesión traumática del cerebro puede ser capaz de formar nuevas conexiones cerebrales que le permiten moverse y hablar de nuevo. Cuán bien el paciente se recupere depende de la gravedad de los daños, pero se puede lograr un progreso sustancial en algunos casos, dicen los médicos.
Casi 80% de quienes sufren una lesión cerebral traumática reciben tratamiento y abandonan el servicio de urgencias, indican especialistas.
Históricamente, cuando la gente sufría lesiones graves en el cerebro y entraba en semi-coma o coma, moría antes de que que el cerebro se recuperara, porque no había mecanismos de soporte vital, explica Mayer.
En los años sesenta, los respiradores artificiales y la reanimación cardiopulmonar ayudaron a mantener a la gente viva por más tiempo después de una lesión cerebral, pero durante mucho tiempo, la mayoría de los médicos aún no creían que los pacientes pudieran recuperar muchas funciones, dijo.
¿Cómo funciona la plasticidad cerebral?
Aunque algunas partes del cerebro podrían estar dañadas, destruidas o incluso perdidas, las partes restantes pueden aprender cómo hacerse cargo de las funciones perdidas. Esto puede ser la manera en que alguien como Giffords puede recuperar su capacidad para realizar tareas básicas como caminar, aunque lentamente.
¿Cómo puede el cerebro hacer esto?
Resulta que las células cerebrales llamadas neuronas que están junto a las áreas del cerebro dañadas pueden reconectar las vías entre otras neuronasformando nuevos circuitos que pueden re asumir algunas de las funciones que se habían perdido con el tejido destruido.
Cuanto menor sea la lesión, se espera una mejor recuperación de esta manera, dijo el Dr. Bradford Thompson, director de la División de Cuidados Neurocríticos en el Hospital de Rhode Island en Providence.
Por otra parte, las llamadas neuronas espejo, ubicadas en el lado opuesto del cerebro de la zona dañada, pueden participar en las funciones que la región lesionada solía tener, indicó.
Por ejemplo, una lesión en el hemisferio izquierdo del cerebro, que en el 95% de las personas controla la capacidad de comprender y generar el lenguaje, no significa necesariamente que el paciente no pueda mantener una conversación de nuevo. Eso se debe a que el lado derecho del cerebro puede asumir algunas funciones del lenguaje.
En los pacientes más jóvenes, el cerebro tiene mayor plasticidad y capacidad de recuperación de las funciones.
Qué es posible con la recuperación
Los médicos también solían creer que los daños en el lado izquierdo del cerebro siempre provocarían una menor calidad de la vida, y muchos cirujanos dejaban morir a los pacientes con daños o coágulos de sangre en el lado izquierdo, dijo Mayer.
Actualmente, se ha establecido que los pacientes reportan la misma calidad de vida en promedio, independientemente de si el daño fue en el hemisferio izquierdo o derecho del cerebro, dijo Mayer. El hemisferio derecho regula la emoción y la función visual-espacial, que es importante también, y no es necesariamente más o menos valioso que el lado izquierdo.
El objetivo de la rehabilitación es el de estimular el cerebro para volver a formar los circuitos perdidos. Con el fin de aprovechar la plasticidad del cerebro, el paciente debe ser colocado en un entorno en el que sea desafiado constantemente, dijo Mayer.
Por supuesto, eso no significa que el paciente volverá a ser exactamente igual que antes de la lesión cerebral. Mayer no ha tratado a Giffords, pero con base en lo que sabe de su caso y los casos similares al suyo, prevé que tenga dificultad para hablar y posiblemente un poco de debilidad en el lado derecho.
"Cuanto más mejoras en el período inmediato, más mejorarás en el largo plazo”, dijo Gupta.
En algunos casos, pocos años después de que un paciente comienza el proceso de recuperación de una lesión cerebral traumática, el paciente dice que la vida es realmente mejor que antes.
"Ciertos tipos de personas desarrollan una profunda apreciación por la vida que tal vez muchos de nosotros perdemos de vista a veces" dijo Mayer.

viernes, 26 de octubre de 2012

El poder que damos a nuestros pensamientos y su influencia en nuestro cuerpo


Alguna vez has reflexionado acerca de cómo funciona nuestra mente. ¿Cómo surgen en nosotros los  pensamientos?  ¿Por qué algunos de ellos son persistentes? y ¿te has dado cuenta como afectan nuestro cuerpo?  

Los pensamientos son ideas que vienen a nosotros constantemente de algo que nos interesa o simplemente algo que nos pasó. Muchas veces le damos poder a nuestros pensamientos cuando hablamos de situaciones que nos sucedieron o pueden suceder  y al hacerlo estamos creando un impacto emocional en nosotros mismos. 
Cuerpo y mente se afectan mutuamente.  Si nosotros tenemos un pensamiento  de  alguna situación de rabia que hayamos experimentado se generará en nosotros un   efecto bioquímico que aumentará la adrenalina y por ende sentiremos la rabia tal cual la estamos pensando. 
Si por el contrario,  es un pensamiento de serenidad inmediatamente  sentiremos un efecto relax que nos permitirá incluso respirar en forma adecuada y saludable.  

Cuando recreamos en nuestra mente situaciones de tristeza se va a producir en nosotros una  baja  de energía y poca motivación para hacer cosas.  Y si en algún momento estamos pensando en algo que nos ocasiona temor o pensamos que algo nos va a salir mal  nuestro cuerpo incluso puede llegar a paralizarse.  

Es importante hacerse consciente de lo que estamos pensando e inmediatamente observar como afecta a nuestro cuerpo. Te sugiero prestar mayor atención a tus  pensamientos ¿cuál es el pensamiento que tienes al levantarte?  Porque así ya estarás programando tu cuerpo y estado de ánimo para el resto del día.

Ciertamente nuestra vida diaria está llena de pequeños acontecimientos que muchas veces podemos llegar a convertir en episodios traumáticos si no tenemos  el  control de nuestros pensamientos, y una forma de lograrlo es darnos cuenta qué es lo que estamos pensando, si es positivo o no y si es útil gastar nuestra energía en ese pensamiento. Nuestro mayor indicador será el estado emocional que genera ese pensamiento.

Nuestra mente es poderosa y hace fielmente lo que le indicamos. Es obediente, ágil, rápida y tiene una excelente memoria, es  tan así que puede llegar a  producir  efectos en el organismo con sólo imaginar o pensar en algo que puedas hacer. Te pido que imagines  por un momento que vas a la cocina de tu casa, abres la puerta de la nevera o heladera y  sacas un limón,  cortas el limón  y lo llevas a tu boca para dejar caer unas gotitas en tu lengua ¿qué pasó? ¿Inmediatamente sentiste que salivaste? Te diste cuenta que con hacer este pequeño ejercicio ya tu organismo experimentó sensaciones. Y lo más interesante es  ¿dónde está el limón? Tu lo imaginaste! Esto es una prueba de lo que podemos experimentar a diario en nuestro organismo cuando constantemente creamos y recreamos situaciones en nuestra mente.

Está comprobado científicamente  que la alegría y la felicidad, así como la risa ocasionan impulsos eléctricos en el cerebro que liberan hormonas que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Del mismo modo la ira, el resentimiento y el odio provocan la liberación de hormonas que agotan el sistema inmunológico natural. Es momento que empieces a tomar conciencia de cuáles son tus pensamientos y la manera de cómo influyen en tu cuerpo.

Te invito a reflexionar en lo siguiente ¿Quién dirige tus pensamientos? ¿Tú o tus vivencias?
Un pensamiento genera una emoción y de inmediato va a producir en ti un comportamiento. Tú eliges tus pensamientos. Analiza si te están ayudando en tu vida para sentirte bien. Recuerda que pensamientos de rabia, rencor y  miedo van a  afectar tu organismo desgastándolo y produciendo enfermedades. 
Pensar lo mejor en cada situación te va a ahorrar mucho desgaste emocional. Si logras controlar tus pensamientos negativos, tus comportamientos cambiarán.

Tenemos una mente extraordinaria con una habilidad increíble para aprender.  Piensa cuantas cosas has logrado gracias a los pensamientos positivos que has tenido. Tú decides si cada día estará lleno de buenos pensamientos y buenas sensaciones, tu cuerpo te lo agradecerá, le darás bienestar y te sentirás más saludable. Más allá de las circunstancias ten presente que  el poder siempre  está dentro de ti.

jueves, 25 de octubre de 2012

Donde está tu mente está tu energía.




Focaliza tu energía en tus deseos.  "donde está tu mente está tu energía" Nuestra limitación mental se manifiesta y toma el comando en nuestras vidas.
La ley de la atracción siempre está actuando dándonos todo aquello que emitimos. Empezando a cambiar tus pensamientos, tus falsas creencias y todas las ideas limitantes que se han ido sedimentando en tu construcción mental, generarás un nuevo circuito de neuro-asociaciones que te permitirán transformar la información antigua por nueva y mucho más productiva. Tienes que empezar a crear tus propias verdades, que estén sustentadas en las grandes verdades Universales. 

Pregúntate:
 1. ¿Qué estoy haciendo para lograr eso que tanto deseo, soy congruente y coherente en pensamiento y acción, con mi deseo? 
2. ¿Qué estoy generando en este momento para que mi vida sea lo que deseo?
3. ¿Qué imagen tengo de mi?
4. ¿Me gusta la vida que llevo, cómo me siento?
5. ¿Soy digno de ser como quiero ser?

“Si hay algún beneficio que puedas obtener de esta situación, ese beneficio lo puedes obtener de una manera positiva “Visualiza tu objetivo final como si ya lo hubieras conseguido, impregna tus imágenes con sentimiento y, aunque al principio te cueste creértelo, dite a ti mismo “yo puedo”, y continúa visualizando.

Somos energía y por tanto vibramos y nuestra actitud hace que nos situemos en una onda vibratoria u otra. Hoy, estoy curada. Me siento feliz y segura, sin miedo a tomar decisiones, ya he tomado muchas y me alegro de todas.

 (Si fueras andando por la calle y pisaras una cáscara de banana resbalaras y cayeras, está claro que deberías levantarte y seguir adelante. Sería absurdo permanecer condenada a estar en suelo de por vida por tu error de pisar la cáscara.)

Ten siempre tus cualidades en tu mente y visualízate feliz y contenta, con todo lo bueno que te pueda pasar en la vida. Persevera y sé constante.  Eres tú misma cuando escuchas la voz de tu intuición. Tómate tiempo en silencio para ti. Sólo imagina. Como sólo estás visualizando no existen trabas en ningún camino que tomes. Imagina libremente y observa como te sientes al final de cada camino. Apoyándote en técnicas de relajación podrás conseguir buenos resultados que apoyen los que estás siguiendo. Prueba este sencillo ejercicio: Sentada cómodamente, empieza a respirar profundamente y concéntrate en ello. Concéntrate en cada inspiración y expiración. Haz esto pocos minutos al día, varias veces.

Nuestro cuerpo está continuamente cambiando, recargándose, reconstituyéndose en todo momento, y no tiene para eso ninguna otra pauta que seguir que regirse por la mente.Mi cuerpo es un reflejo de mi mente, por sí mismo no tiene iniciativa ni voluntad. Está sometido a mis órdenes y decisiones. Yo tengo el poder.  

Puedes obtener mayor salud observando el tipo de pensamientos que visitan tu mente y decidiendo que sólo vas a prestar atención a aquellos que te sean de utilidad en el proceso de tu curación, sin poner atención a los pensamientos inútiles. 
Las emociones negativas deprimen y destruyen las defensas de tu cuerpo. Cuando uno se enfrenta a una enfermedad es consciente de esto. No hace falta llegar a ese punto. Trabaja ahora que eres fuerte. 
Muchos casos de mala salud, empezaron con situaciones emocionales que no supimos controlar. Decidimos abrir la puerta al resentimiento, los celos, el odio, la ira, la melancolía y con el tiempo, con mucho tiempo, manifestamos en nuestro cuerpo enfermedades.

viernes, 19 de octubre de 2012

Tú eres responsable de tener EM


La energía del pensamiento es incalculable y atrae lo mejor o lo peor a nuestra vida, todo depende de lo que pensamos y de nuestras creencias.

El pensamiento es el gestor inicial de todo lo que vemos o percibimos a través de nuestros sentidos, es decir, que todo aquello que podemos ver o tocar (materia), fue primero una idea generada en nuestra mente, como una simple imagen o pensamiento. Pero el pensamiento  es además energía, porque todo en el universo es energía, y al ser energía trabaja por ondas o vibraciones.

Los pensamientos son ondas electromagnéticas. Dichas ondas pueden transmitirse y recibirse a través de la distancia y su longitud dependerá de la fuerza y capacidad potencial del transmisor, es decir, aquel que está generando dichos pensamientos. Del mismo modo, estas ondas o vibraciones electromagnéticas actúan como imanes que atraen otros pensamientos e ideas que circulan por el vasto campo del Universo.

Es así como sin darnos cuenta constantemente estamos generando y transmitiendo energía, a la vez que la recibimos de nuestro entorno. La energía del pensamiento es tan poderosa que rige nuestra vida y en la medida en que comprendemos el infinito poder de nuestra mente podemos responsabilizarnos de nuestra existencia, porque literalmente hablando, somos lo que pensamos.

Por ejemplo: si te consideras una persona enferma, si formas parte de grupos o asociaciones de enfermos, si te aplicas un medicamento que te hace sentir mal porque te han inculcado miedo y te han amenazado con empeorar si no te lo aplicas (aunque está comprobado que el medicamento no previene que empeores), estarás irremediablemente enfermo y tú serás el responsable.

sábado, 13 de octubre de 2012

Es posible remielinizar el cerebro


El sistema nervioso central puede autorrepararse. Sin fármacos. Así lo apunta al menos un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) dirigido por el neurólogo Ian Duncan –el trabajo se acaba de publicar en Proceedings of the National Academy of Sciences- que dice que la recuperación de la mielina -y con ello el restablecimiento de las funciones neurológicas- es posible. 

La mielina es la capa grasa que recubre las fibras nerviosas y mengua o desaparece en enfermedades como la Esclerosis Múltiple, la Mielitis Transversa, la Neuromielitis Óptica, la Esclerosis Cerebral Difusa de Schilder, la Encefalomielitis Aguda Diseminada, la Leucoencefalitis y algunas otras. Y aunque generalmente los síntomas son suaves a veces los pacientes pierden la capacidad de escribir, hablar o caminar. 

Pues bien, Duncan y su equipo aseguran haber constatado "sin lugar a dudas" que se puede lograr la "remielinización" y neutralizar así el problema neurológico aun siendo éste grave.

El descubrimiento tuvo lugar porque cuando sometieron a un grupo de gatas preñadas durante varios meses a una dieta no equilibrada comprobaron que sufrían "desmielinización" demostrando así una vez más el trascendental papel de la alimentación en la salud, incluida la del cerebro. 
Pero lo realmente importante es que cuando se les volvió a dar a las gatas una dieta normal ¡recuperaron la mielina y desaparecieron sus disfunciones! La capa de mielina no eran tan gruesa pero el cerebro se recuperaba.

En pocas palabras: ese grupo de investigadores entiende que es posible remielinizar el cerebro. De ahí que sugiramos de nuevo a quienes padecen cualquiera de las llamadas enfermedades neurológicas que revisen su dieta y se sometan a un tratamiento ortomolecular. Porque como hemos dicho en numerosas ocasiones a nuestro juicio ése es el camino y no el de los fármacos.

viernes, 12 de octubre de 2012

Habilidad


Tienes la habilidad de acceder a partes de tu cerebro que pueden enviar órdenes a tu cuerpo con determinación. Ten actitudes positivas respecto de tú misma como parte de una terapia planeada, obtendrás, como ha quedado demostrado, sólo éxito.  

Tu sistema mente-cuerpo está dando el proceso conveniente y puede comenzar a generar al mismo tiempo muchos más pensamientos positivos.

Al saber en forma consciente que es la mente subconsciente la encargada de dirigir el "diálogo celular", y saber que con tu pensamiento puedes influir en la acción del subconsciente, puedes fijar ideas que lleguen a las neuronas cerebrales.

Diferentes estudios en torno al placebo, la hipnosis, la meditación, el pensamiento positivo, la confianza y la intención, muestran que la mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona.

Nuestros estados mentales se convierten en nuestros estados físicos de alguna forma que se nos escapa en la cotidianidad.

Habría que reflexionar sobre aquellos pensamientos y patrones mentales que nos han llevado a enfermar, muchos de ellos se ocultarán en nuestro inconsciente y querremos evitar enfrentarlos, pero en el proceso de detectarlos y observarlos estaremos iniciando un viaje vital de autoconocimiento en el que cada uno de nosotros puede convertirse en su propio chamán.

Hasta que no conozcas cómo funciona tu mente, y  veas las causas y los efectos de manera transparente, y de esta forma evites ser hipócrita o impostora pensando positivo buscando una especie de efecto mágico desconocido y llenando el mundo de sonrisas falsas programadas, estarás predispuesta a una serie de contingencias que permanentemente amenazarán  con tomar control de tu cuerpo y de la dirección que lleva tu vida.

jueves, 11 de octubre de 2012

Restaurar el sistema


Esta mañana tuve que restaurar el sistema de la compu xq andaba mal: estaba lenta, demasiado lenta, no reaccionaba… mientras la restauraba pensaba que siempre se hace una analogía con el cerebro… y me dije ¡claro! ¡Lo que tengo que hacer es restaurar el sistema!

Ahora bien, esto me lleva a las siguientes reflexiones: para repararla tengo que volver a una fecha en el pasado…

¿Cuál?
Cuando podía caminar sin dificultad

Pero… ¿cuándo?
Antes de el puto diagnóstico.

¿Qué hubiera pasado en mi vida si el puto diagnóstico no hubiera existido?
No hubiera pasado nada, nuestra vida hubiera seguido por los mismos carriles que se desarrolló, el puto diagnóstico solamente aportó stress, sufrimiento, el descubrimiento de que existe una mafia médico-farmacéutica que lucra con la enfermedad…

Bueno, me he sacado toda esa mierda de encima (inútiles*), me ha llevado tres años descubrir que lo que tenía que hacer era “restaurar el sistema”

Restaurar sistema:

¿Alguna vez deseó poder volver el tiempo atrás después de un bloqueo grave?
A veces, la instalación de un programa o de un controlador puede hacer que Windows se ejecute de forma lenta o imprevisible. Restaurar sistema puede devolver los programas y archivos del sistema de su equipo a un momento en que todo funcionaba bien, evitando la pérdida de tiempo valioso solucionando problemas. No afectará a sus documentos, imágenes u otro tipo de datos.
Puede crear un punto de restauración del sistema.

Bien, he perdido un tiempo valioso, en ese tiempo he aprendido mucho, pero restaurar mi sistema No afectará a mis documentos, imágenes u otro tipo de datos.

Está claro ¿verdad?

Y la dificultad de que mi cuerpo se incline levemente hacia la derecha cuando camino la sigo teniendo, eso es lo que tengo que arreglar ahora, nada que un poco de ejercicio o masaje, no pueda corregir.

A veces, la instalación de un programa o de una controladora puede hacer que su sistema se ejecute de forma lenta o imprevisible.

A ver: ¿programa? ¿controladora? evidentemente fue la controladora.
Fiel a mi estilo combativo, me he sacado de encima la controladora de manera violenta, no me arrepiento: siempre me molestó por la sencilla razón de que a mi no me gusta que me controlen.

Es simple, si el uso de una controladora es forzoso, qué mejor que mis afectos sean mis controladores, y yo misma mi supervisora.

Evidentemente la controladora que toda mi vida ha estado pujando por controlarme no sirve, evidentemente de alguna manera consiguió filtrarse para hacer cagadas (se reconoce su estilo).

La controladora vieja a la papelera.

Y ahora a recuperar el tiempo perdido sin olvidar lo aprendido.

* neurólogos especialistas en EM que diagnostican una condición cuya causa, origen y cura desconocen, y sin embargo recetan ineficaces, onerosos y riesgosos medicamentos que dañan la salud evitando que la causa de la EM se investigue. Gente frustrada con su vida ávida de meterse en la ajena para sentirse viva.




martes, 9 de octubre de 2012

Devolviendo



Al fin después de mucho trabajar, investigar, escribir… estoy sintiendo los resultados. 

Esta mañana realmente noté que esta pesadilla terminó, fue sólo eso: una pesadilla.

Me dedicaré a ayudar a otros así como recibí ayuda: la devolveré:

Devolviendo salud a quienes me hablaron de salud

Devolviendo salud a quienes me hablaron de enfermedad

Devolviendo salud a quienes me quisieron vender su método

Perdonando y olvidando a quienes se complacen en el sufrimiento (no tengo por qué combatirlos, ellos mismos son su peor castigo)

miércoles, 3 de octubre de 2012

¿y si esto es la famosa EM?




Jorge Mashini nada de raro seria
Emma Schulz Sensación anormal de movimiento (vértigo) o mareo - Falta de coordinación y equilibrio, tropiezos o problemas para caminar - Pérdida de la visión en uno o en ambos ojos - Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo - Debilidad en un lado del cuerpo.
Emma Schulz qué vergüenza que ningún estúpido neurólogo me diagnosticó esto jamás.

martes, 2 de octubre de 2012

Las 5 Reglas de la Sanación Mente-Cuerpo















William Braud describió 5 técnicas mentales que tienen importantes efectos en el proceso de autosanación.

Incluyen:

La necesidad de relajación y tranquilidad.
Aprender a focalizar la atención en una sola cosa (por ej. la respiración), que permite desarrollar un autocontrol mental y evitar distracciones.
Aprender cómo las técnicas de visualización son el lenguaje preferido de la mente.
Incorporar intención al proceso, un deseo de alcanzar alguna meta y una esperanza de que se logre.
Evocar  fuertes emociones positivas durante el proceso de sanación.

La Técnica de Autosanación: 

 Técnica Básica:

1. Entra en estado alfa.

2. Visualiza tu Estado Actual de Salud en tu Pantalla Mental: Visualiza la condición actual de tu cuerpo, incluyendo la dolencia que te está molestando. No necesitas memorizar o saber cómo es el componente técnico de tu cuerpo. Imágenes simples son suficientes para hablarle a tu mente. Crea una imagen representativa del dolor. Siente las emociones asociadas con este problema.

3. Mírate a ti mismo Sanando y Mejorando
Ahora visualiza la desaparición de la dolencia. Crea, con tu imaginación, un sistema que repara este elemento.
La imagen exacta que uses es irrelevante – crea algo que te hable a ti. No tiene que ser científicamente correcto. Tiene que ser solamente simbólico. Tu mente subconsciente entenderá el mensaje.

4. Deja que la última imagen sea una en la que estés con perfecto estado de salud
Siente la felicidad y energía de estar en perfecta salud.
Imagina que es verdad y que está pasando en este momento. Vive el momento y refleja en tu mente tu estado deseado, sin pensar en “imposibles”. Si quieres ayuda, decir una afirmación como ésta puede facilitarte la visualización: “Tengo un cuerpo y una mente perfectamente sanos

5. Final
Finaliza la práctica y confía en los poderes de autosanación de tu cuerpo. Puedes ahora salir del estado alfa. Confía en que la autosanación está ocurriendo.

lunes, 1 de octubre de 2012

El poder sanador de la palabra


es conocido desde tiempos inmemoriales. El saber ancestral y las medicinas populares lo utilizan activamente en forma de mantras, plegarias y otras variaciones que la experiencia ha mostrado capaces de influir beneficiosamente en la recuperación de la salud.

Todo comenzó con la palabra hablada
Fue Sigmund Freud quien le dio jerarquía científica al uso de las palabras al crear el método psicoanalítico y su utilización se extendió a lo largo de todo el siglo XX en consultorios de psicoanalistas, psicólogos y otras escuelas derivadas del mismo origen.

Básicamente, se trata de reconocer la influencia de las emociones en el estado de salud de una persona y la importancia de permitir que las emociones negativas sean expresadas, porque al darles cauce se produce un efecto liberador y el paciente obtiene alivio a sus dolencias.
Todo esto concierne a la palabra hablada, a un camino de armonización física, mental y espiritual a través de la conversación.

En el siglo XXI se utiliza la palabra escrita
La novedad que aporta el siglo XXI es el reconocimiento del valor terapéutico de la palabra escrita. Uno de los pioneros de esta nueva tendencia es el profesor de psicología de la Universidad de Texas James Pennebaker, quien investiga desde hace más de 30 años los efectos de la escritura expresiva sobre la salud corporal y psíquica.

La diferencia entre la palabra hablada y la palabra escrita es que para poner por escrito el relato de un hecho o de una situación emocional, necesitamos elaborar el concepto, pensarlo de otra manera, organizar la expresión. Este proceso nos ayuda a clarificar nuestro propio sentir, reordena la situación dolorosa y cambia la forma en que organizamos nuestro mundo interno.
No escribir artísticamente sino expresarse.

Es un método sencillo que todos podemos practicar en la intimidad de nuestro cuarto. La idea es dedicar cada día de 10 a 30 minutos a escribir con libertad, centrándonos en el motivo de preocupación o de angustia y las emociones que desencadena, sin fijarnos en el estilo o la corrección gramatical.

Cómo escribir para sanar:
Escribe “como salga”, todo cuanto te venga a la mente, no te contengas ante las palabras groseras que te puedan surgir, déjalas entrar en la escritura. No busques definir tus emociones. Describe las manifestaciones corporales que las acompañan (por ejemplo, dolor, opresión, ahogo) y el entorno en que aparecen (disgustos en el trabajo, problemas familiares, relaciones con otras personas, etc.)
Pasado el momento, haz lo que quieras con tu escrito: destrúyelo si te viene en gana, pero es aconsejable guardarlo; te puede ser útil releerlo al cabo de un tiempo y notar los cambios producidos, lo cual es sumamente productivo como aprendizaje.

"Con el tiempo y la ayuda de decenas de investigaciones que, desde entonces, se realizaron en el mundo entero, hoy sabemos que la escritura expresiva provoca una serie de efectos en cascada sobre la salud física: estimula la protección inmunológica, relaja y mejora la calidad del sueño, ayuda a controlar la presión arterial, reduce el consumo de alcohol y fármacos. Además, reordena el pensamiento, promueve la conexión con los otros y disminuye las crisis depresivas. Parece mágico."