viernes, 19 de octubre de 2012

Tú eres responsable de tener EM


La energía del pensamiento es incalculable y atrae lo mejor o lo peor a nuestra vida, todo depende de lo que pensamos y de nuestras creencias.

El pensamiento es el gestor inicial de todo lo que vemos o percibimos a través de nuestros sentidos, es decir, que todo aquello que podemos ver o tocar (materia), fue primero una idea generada en nuestra mente, como una simple imagen o pensamiento. Pero el pensamiento  es además energía, porque todo en el universo es energía, y al ser energía trabaja por ondas o vibraciones.

Los pensamientos son ondas electromagnéticas. Dichas ondas pueden transmitirse y recibirse a través de la distancia y su longitud dependerá de la fuerza y capacidad potencial del transmisor, es decir, aquel que está generando dichos pensamientos. Del mismo modo, estas ondas o vibraciones electromagnéticas actúan como imanes que atraen otros pensamientos e ideas que circulan por el vasto campo del Universo.

Es así como sin darnos cuenta constantemente estamos generando y transmitiendo energía, a la vez que la recibimos de nuestro entorno. La energía del pensamiento es tan poderosa que rige nuestra vida y en la medida en que comprendemos el infinito poder de nuestra mente podemos responsabilizarnos de nuestra existencia, porque literalmente hablando, somos lo que pensamos.

Por ejemplo: si te consideras una persona enferma, si formas parte de grupos o asociaciones de enfermos, si te aplicas un medicamento que te hace sentir mal porque te han inculcado miedo y te han amenazado con empeorar si no te lo aplicas (aunque está comprobado que el medicamento no previene que empeores), estarás irremediablemente enfermo y tú serás el responsable.

2 comentarios:

carol dijo...

Hola tengo 32 anos y esta enfermedad se me hace horrible tengo un bebe de 2 anos y no puedo dejar de pensar en las cosas que me pueden suceder a parte me siento agotada siento que ya no puedo llegar muy lejos caminando... La gente me tilda de floja sin saber lo que estoy sintiendo.

Emma dijo...

Hola Carol, quisiera comunicarme contigo ¿tienes un e-mail?