jueves, 29 de noviembre de 2012

Cómo reparar las lesiones cerebrales


La acetilcolina es un neurotransmisor esencial para almacenar y recuperar recuerdos. Un déficit de acetilcolina se ha asociado con un mayor riesgo de la enfermedad de Alzheimer, según un estudio realizado en 1998 por PJ Whitehouse en la Revista Clínica de Psiquiatría. La acetilcolina se sintetiza en el cuerpo a partir de la colina en los alimentos.

Función
Además del papel que desempeña en la memoria, la acetilcolina tiene un papel en la capacidad de concentración, el enfoque y en la coordinación muscular. Los niveles de acetilcolina disminuyen con la edad, en parte debido a la disminución de la capacidad del cuerpo para sintetizar colina acetiltransferasa, la enzima necesaria para producir acetilcolina. Los alimentos ricos en acetilcolina tienen el beneficio adicional de reducir la necesidad de grasas malas, señala el doctor Eric Braverman en el Huffington Post.

Colina
A diferencia de otros neurotransmisores, la acetilcolina no está hecha a partir de los aminoácidos. El precursor clave de la acetilcolina en el cuerpo es la colina, una vitamina B esencial en el metabolismo de las grasas. La colina que más se consume y la acetilcolina es la que tu cuerpo más puede hacer. La lecitina, que se encuentra en muchos alimentos, es una fuente de colina en forma de fosfatidilcolina.

Alimentos
Los alimentos ricos en lecitina son las yemas de huevo, trigo, soja, germen de trigo y carnes de órganos. Las verduras como las coles de bruselas, brócoli, coliflor, repollo y tomates contienen altos niveles de colina, al igual que los frijoles negros, frijoles, cacahuete y mantequilla de cacahuete. Los granos como la avena, el maíz y la cebada son una buena fuente de colina. 
Entre las frutas, los plátanos y las naranjas son ricos en ésta sustancia. La mantequilla, las papas, las semillas de sésamo y las semillas de lino son también una buena fuente de colina. La raíz de ginseng, también conocido como ginseng americano, es una fuente adicional de colina.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Punción Lumbar


Yo nunca me he hecho la punción lumbar.
Dicen (los neuros) que con la punción lumbar se aseguran el diagnóstico EM. 
Pues no, a mi no me la han hecho, el otro día, conversando con una amiga médica (clínica) me comentó de un colega suyo “especialista en EM” que opinaba que era necesario que yo me hiciera la punción lumbar para confirmar el diagnóstico EM.
Lo primero que pensé fue: “que se la haga él”, pero luego, me puse a investigar en Google acerca de la punción lumbar, jamás había averiguado nada, ni se me pasó por la imaginación ni hacérmela ni averiguar, pero como hoy estoy curada de la “supuestamente incurable EM” y todavía hay pacientes a quienes se les recomienda que se la hagan, comparto: http://www.institutodeneurologia.edu.uy/sitio/documentos/LCR7.pdf
  
Luego de leer distintos testimonios he llegado a la conclusión de que es algo desagradable, ya sea por el miedo que sienten los pacientes al hacérsela como por los efectos post punción (palidez, cianosis, desvanecimiento, cefalea, nauseas, vómitos, cambios en el nivel de conciencia, hormigueo o dolor irradiado hacia las piernas, sensación distérmica.). 

Ahora bien, yo me pregunto ¿para qué someterse a una desagradable intervención? para que te digan: “Efectivamente: tienes EM, no tienes cura, terminarás en una silla de ruedas pero puedes retrasar el momento de necesitar la silla  sometiéndote a un tratamiento carísimo (no te preocupes por el costo, el estado ya negoció con la industria farmacéutica para ayudarte a pagarlo) que alterará tu sistema inmune trayéndote desde un estado pseudo gripal hasta la muerte, pero si eres joven, eres hombre y eres sano, no sentirás sus efectos hasta que sea demasiado tarde.

Por supuesto hay una alternativa, no te hagas la punción, desconfía de quien te diagnostica con algo de lo que no se conoce causa ni cura y si te sientes algo cansado y falto de equilibrio consulta con un médico vascular, quizá tienes CCSVI y tienes cura.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Otra confirmación de la eficacia del método Zamboni



Se ha publicado en la prestigiosa revista medica “Phlebology” la revisión de un interesante estudio italiano: “valoración de las malformaciones yugulares endovasculares en la insuficiencia venosa cerebro espinal crónica (CCSVI): ecocolordoppler y venografia del scanner con catéter con respecto a la ecografía intravascular “. 

Según algunos investigadores de la insuficiencia venosa cerebro espinal crónica (CCSVI) del Policlínico de Monza CCSVI es una condición caracterizada por la malformación de varias anomalías internas en las venas yugulares (IJVs) y de la vena azygos (AZY). La diagnosis aconsejada del CCSVI se ejecuta con el ecocolordoppler. Aunque la venografia con catéter (CV) se considera como el oro del estándar para la determinación de la anatomía vascular, su punto de vista  no concurre a una valoración total de las estructuras  endoluminales. Se podría hacer frente a este límite por medio de la ecografía intravascular (IVUS)

El ecocolordoppler ha demostrado ser importante para la caracterización anatómica del CCSVI, proveyendo la información útil para un tratamiento intravascular corregido.  Las confirmaciones continuas de la teoría de Zamboni en la CCSVI en la esclerosis múltiple, enfermedad seriamente invalidante que golpea a 63.000 italianos y para los cuales desafortunadamente todavía no se observan las causas ni una terapia definitiva a pesar de los enormes recursos invertidos en la búsqueda, sobretodo en el campo de las drogas. 

Este estudio es totalmente nuevo en el estudio Cosmos de Aism con una tecnología decididamente avanzada. 
La CCSVI se confirma con cuatro  técnicas y en una distancia que no da una lectura del ecodoppler.