martes, 4 de junio de 2013

La energía del pensamiento


Nuestros estados mentales se convierten en nuestros estados físicos.
La mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona.


El primer paso es comenzar a declarar palabras y frases positivas, porque las palabras son las que hacen que la energía del pensamiento se manifieste en hechos reales.

La energía del pensamiento es tan poderosa que rige nuestra vida y en la medida en que comprendemos el infinito poder de nuestra mente podemos responsabilizarnos de nuestra existencia, porque literalmente hablando, somos lo que pensamos.

El poder de las palabras

Comienza a utilizar frases como, “puedo lograrlo, soy capaz, sé que puedo, tendré éxito, triunfaré, puedo ganar, conseguiré mi propósito, alcanzaré mi sueño, venceré” o cualquier otra afirmación que determine con firmeza que conseguirás lo que te has propuesto. Así al cambiar tus declaraciones, cambiarán tus pensamientos y estos, atraerán resultados positivos. "Cada uno recoge el fruto de lo que dice".

Repítelos y repítelos diariamente hasta convertirlos en hábito, de tal manera que en un momento dado estos puedan fluir libremente y sin ningún esfuerzo y no permitas que tus antiguos pensamientos aparezcan de nuevo y se instalen en tu mente.

El pensamiento es una poderosa energía

No hay comentarios: